Asado al horno: trucos para que salga igualito al de la parrilla

Recetas 02/03/2022 Por Luján 365
El horno se convierte en héroe, si bien tiene sus propias "mañas" para que la carne salga tierna y sabrosa.
asado-al-horno-receta-truco-como-se-cocina_crop1645970361193_crop1645970385527.png_1734428432

BANNER LUJAN

¿Cómo se cocina un asado al horno? Se preguntan unos cuantos. Cocinar carnes fuera de las brasas a simple vista parece un desafío, pero no hay que entrar en pánico porque es muy fácil. Hay algunos trucos y consejos que son de gran utilidad para que el asado salga tierno y sabroso como si fuera hecho en una parrilla.

Un asado al horno no debe inquietar al parrillero o parrillera. Los cortes de carne recomendables para preparar son la tapa de asado, el vacío o la tira de asado, también se pude optar por piezas que provengan del cerdo. En cuanto a los embutidos, se pueden incluir unos chorizos y una morcillas.Un plus extra será incorporar algunas verduras como papa, cebolla, morrón y zanahoria.

¿Cuáles son los mejores trucos para cocinar un asado al horno para que salga tierno y sabroso?
Algunos trucos y consejos ya son conocidos, como la selección de cortes grandes, el adobo y descongelar la carne. Pero hay otros que no todos tienen en cuenta, algunos de ellos los brindó Paulina Cocina, la youtuber que motiva a millones de argentinos a meterse en la cocina y a no desperdiciar nada.

Elegir un corte grande de carne es para que no se seque y salga tierna, además se podrá elegir el punto de cocción deseado. Adobar es una de las técnicas más usadas con cualquier tipo de carne, ya sea al horno o la parrilla, con esto se busca incorporar mayor sabor y jugosidad.

En lo que refiere a la carne congelada, es recomendable no cocinarla en ese estado porque puede salir dura. Entonces, siempre hay que descongelarla antes de su cocción, para hacerlo hay que dejarla en la heladera de un día para el otro

¿Qué otros trucos y consejos debo tener en cuenta para cocinar un asado al horno?
Precalentar el horno: uno de los primeros consejos que Paulina Cocina le brinda a sus millones de seguidores es precalentar el horno, no importa para qué receta sea, siempre debe hacerse. Si la carne se mete apenas se prende el horno tardará más en sellarse.

Temperatura ambiente: consiste en dejar reposar la carne en alguna fuente (puede ser macerando) dos horas antes de cocinarla, esto asegura que salga jugosa y tierna. 

Secar la carne: no es un requerimiento que sí o sí haya que cumplir, pero para quienes lo hagan pueden secar la carne con un papel absorbente. 

Carne con hueso: es un tip que se aplica a la parrilla y también al horno. Cuando la carne tiene hueso (como la tira de asado) lo recomendable es ponerla a cocinar de ese lado. Hacerlo de esta manera es para que no salga cruda y salga bien tierna.

Carne con grasa: ¿De qué lado cocinar la carne cuando tiene grasa? Muy sencillo, el lado que tenga más grasa debe quedar hacia arriba tanto en parrilla como en el horno.

Sellar la carne al horno: ¿Cómo se hace para sellar la carne al horno? Hay que hacerlo a temperatura máxima de 5 a 10 minutos, esto último varía según el tipo de carne. Este paso es para dorar el corte por fuera y garantiza que no se pierdan sus jugos.

Bajar el horno: la temperatura debe "ser baja y constante", es por eso que deberá cocinarse a 180 grados lo que resta de la cocción. 

Tiempo de cocción de la carne al horno: varía según cuál sea la carne y su tamaño. Para que salga jugosa son 15 minutos cada medio kilo, a punto será 20 minutos cada medio kilo y los que no tengan hueso será 25 minutos cada medio kilo.

Regar la carne: durante la cocción se puede regar la carne con el jugo que largue o con la marinada sobrante, o se puede preparar alguna extra. 

No pinchar la carne: un tip fundamental tanto para hacer una carne a la parrilla como al horno. Jamás debe pincharse la carne, cortarla o aplastarla mientras se está cocinando porque sino se perderán los jugos. 

¿Cuándo sé si la carne al horno está lista? Pasado el tiempo correspondiente de la cocción, se deberá pinchar la carne en el centro (sólo en esta ocasión) y verificar el color del jugo. Si es rojizo indica que aún no está y precisa más tiempo al horno. Si es rosado está medio hecha o a punto y si es incoloro es que está muy bien cocida y lista para sacar del horno. 

Sacar del horno y dejar reposar 15 minutos: cuando se retira la carne del horno hay que dejarla reposar 15 minutos para que reabsorba los jugos. No debe ser cortada al momento porque todavía sigue cociéndose en su interior durante algunos minutos. Pasado el tiempo y cuando se realice el corte, no debe despedir vapor ni jugos.

FUENTE: CRÓNICA

coinpayu

Te puede interesar