Un profesor golpeó en clase a un alumno que hacía bullying y los padres lo defendieron

Mundo 23/06/2022 Por Luján 365
“No podía seguir viendo tal injusticia, no me arrepiento de nada”, sostuvo el docente, quien fue respaldado por los papás y las autoridades de la escuela
Piura

BANNER LUJÁN

El llamado bullying o acoso escolar en las escuelas es una problemática que ocurre en distintos países del mundo y que pone en alerta a los directivos y a las familias de los niños en edad educativa.

Los casos que trascienden las paredes del aula son muchos. Algunas veces se difunden videos de las agresiones y otras tantas son los testimonios de las víctimas los que llaman la atención.

Esta vez, un caso traspasó las fronteras debido al accionar de un docente que actuó con violencia frente a una situación de bullying dentro de su aula. El hecho ocurrió en la ciudad de Piura, Perú, y generó una gran controversia.

Se trata de Daniel Mendiola, del colegio San Felipe, quien decidió hacer justicia por mano propia contra un alumno agresor y lo golpeó de manera salvaje. Automáticamente, el docente fue separado de su cargo, pero luego de recibir el apoyo de padres y directivos fue absuelto y podrá volver a dar clases.

“Doy gracias a los directivos de esta honorable institución por comprender mi situación y hacer justicia, tal como lo hice yo. Que esto quede como precedente para que todos sepan que aún podemos cambiar, que ser profesor no solo es llenar cuadernos, sino también enseñar y cultivar los verdaderos valores”, expresó Mendiola a través de sus redes sociales.

En otro mensaje, sostuvo que como docente continuará impartiendo normas para que sus alumnos entiendan que “el respeto debe ser fundamental” en las aulas. “Demostremos que todavía podemos confiar en que el bien siempre vence al mal. Como profesor me comprometo a seguir impartiendo una buena educación. Gracias a todos los padres que me respaldaron y pidieron justicia por mí, en serio muchas gracias, Dios lo bendiga”, planteó.

Previamente, el profesor había manifestado su preocupación ante el temor a ser despedido por su accionar. Sin embargo, no mostraba arrepentimiento. “Sé que me van a despedir, o tal vez hasta me lleven preso, pero yo ya no podía seguir viendo tal injusticia, semejante abuso contra un indefenso. No me arrepiento de nada”, había dicho.

Por su parte, los directivos decidieron expulsar al alumno que llevó adelante el acoso, mientras que ofrecieron ayuda psicológica a la víctima, tras sufrir constantes agresiones.

Según publicaron medios peruanos, la máxima autoridad de la institución aseguró: “No toleraremos actos de acoso o maltrato escolar entre estudiantes, nuestro deber es educar y no permitir abusos de este tipo”.

FUENTE: LA NACION

f1456x819-1139298_1309668_6551"Me quiero ir al cielo", el desesperado pedido de una nena víctima de bullying

coinpayu

Te puede interesar