Investigan si mujer policía se suicidó o fue víctima de femicidio

Policiales 19/09/2021 Por Fernando Vázquez para Crónica
La funcionaria, de 28 años y perteneciente a la Policía de la Provincia de Buenos Aires, murió dentro de su vivienda, al recibir un balazo en la cabeza. Minutos antes, la joven había discutido con su concubino, quien también se desempeña en la misma fuerza de seguridad.
marianaayala_1.jpg_1734428432

300x300

Funcionarios de la Justicia investigan la muerte de una oficial subayudante de la Policía de la Provincia Buenos Aires, quien perdió la vida al recibir un balazo en la cabeza luego de haber discutido con su pareja, quien se desempeña con idéntica jerarquía en la misma fuerza de seguridad. Las autoridades intentan deteminar si la mujer, de 28 años, se suicidó o si fue víctima de un femicidio. El caso sucedió en la localidad bonaerense de Monte Grande.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que la joven fue identificada como Mariana Ayala, de 28 años, quien se hallaba destinada en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Zárate - Campana.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la muchacha perdió la vida en el interior de la finca en la que residía con su pareja, situada en avenida Luis Vernet al 1400, casi en el cruce con Mariano Alegre, en jurisdicción de Monte Grande, en el sur del conurbano provincial.


Trascendió que el hecho, que ocurrió el miércoles pasado, pero que se conoció en la jornada de hoy, se descubrió cuando el cadáver de la oficial fue encontrado en el dormitorio, oportunidad en la que su pareja (otro oficial subayudante de la misma dependencia policial) sostuvo ante los pesquisas que, momentos antes, había mantenido una violenta disputa con Ayala.

En su testimonio, el hombre señaló que, tras salir del inmueble, escuchó una detonación y que regresó a la vivienda, donde observó a su pareja, que yacía ensangrentada.

Versiones aportadas por vecinos de dicha zona sostienen que luego el subayudante le habría solicitado auxilio a los empleados de una carnicería ubicada frente a la casa.

Uno de los trabajadores del comercio, al ofrecer su declaración testimonial ante los funcionarios, habría asegurado que, luego de entrar a dicho domicilio, vio a la muchacha, quien yacía desnuda y todavía con vida, sobre una cama.

Se comprobó que la occisa presentaba un certero impacto de arma de fuego en la cabeza y que tenía sobre su torso una pistola 9 milímetros.

Horas antes, a las 5.30 del mismo día, uniformados del Comando Patrulla (C.P.) de Esteban Echeverría habían concurrido a la mencionada finca, al recibir una denuncia al número telefónico de emergencias 911, la cual hacía referencia a un altercado familiar entre Ayala y su concubino. Entonces la joven y su pareja no les dijeron a sus colegas que eran policías, ocasión en la que mujer les habría solicitado a los uniformados el envío de una ambulancia, para que médicos asistieran a uno de sus hijos, quien aparentemente sufría una crisis de pánico.

Intervino en el expediente, que preventivamente se caratuló “Averiguación de causales de muerte”, la doctora Verónica Pérez, fiscal de la Unidad Funcional N° 3 de Esteban Echeverría -especializada en Violencia Familiar y de Género, Abusos sexuales y Delitos Conexos a la Trata de Personas-, dependiente de los tribunales lomenses.

Pérez, que resolvió no detener al concubino de Ayala, dispuso la realización de peritajes, la toma de testimonios a otros dos efectivos de la D.D.I.de Zárate - Campana, la incautación de los teléfonos celulares de la pareja y el análisis de las pistolas reglamentarias semiautomáticas 9 milímetros de ambos implicados (una Bersa Mini Thunder de la mujer y una Bersa Thunder Pro de su concubino).

FUENTE: CRÓNICA

Te puede interesar