Reemplazos inteligentes: ¿Cómo ajustar la dieta al bolsillo?

Economía 28/03/2018 Por Edgardo Montivero
Especialistas en alimentación aconsejan ajustar el ojo a la hora de comprar alimentos
alimentos

300x300

Comprar alimentos puede ser un desafío, especialmente si el presupuesto es limitado. "Las carnes y los quesos son los primeros alimentos que uno deja de comprar cuando los precios suben", sostiene la licenciada María Emilia Sanzberro del departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clínicas. "Para ajustar la dieta al bolsillo se necesita planificar con tiempo y administrar el dinero correctamente. Nuestro ideal es consumir alimentos ricos, fáciles de preparar y nutritivos sin inconvenientes", sostiene.­

"En el mercado existen primeras y segundas marcas, unas suelen ser más caras que las otras. Sin embargo, el valor nutricional de los alimentos es el mismo. La distancia de precios responde a estrategias de marketing. Eso se ve mucho en leches, yogures y quesos, por ejemplo. Sin embargo, desde su valor nutricional aportan la misma cantidad de calcio, que es lo que consideramos fundamental para una correcta alimentación", puntualiza la especialista.­

Una alimentación saludable debe incluir a lo largo del día vegetales, frutas, legumbres como lentejas y porotos, cereales como arroz o pastas, lácteos como la leche, yogures, quesos, carnes y huevo. "La falta de asesoramiento te lleva a elegir comidas rápidas, que además de costar dinero no son saludables", asegura Sanzberro y explica que es bueno conocer distintos cortes de carne vacuna y de pollo, "para dejar de lado los más caros y elegir otros más baratos e igual de sabrosos".­

Para lograr una dieta balanceada y adecuada al bolsillo "hay que buscar estrategias: comprar productos que puedan almacenarse por largos periodos de tiempo, cocinar porciones justas para que no sobre (y así no tener que tirar comida) y planificar los platos de la semana, para que la lista del supermercado este acotada en alimentos que se necesiten sin comprar productos de más".­

Las comidas elaboradas en casa son más económicas y saludables "siempre que se controle el uso de sal agregada en su elaboración" y es fundamental el acompañamiento de vegetales tanto en el almuerzo como en la cena.­

"Una buena opción a la hora de incorporar verduras, es comprar aquellas que sean frescas y de estación. Sabiendo elegir, podés hacerte tu ensalada y no recurrir a las que se compran preparadas. Aparte de ser más caras, tiene más sodio, que es lo que les permite conservarse por más tiempo", aconseja. ­

En verano se puede encontrar mejor oferta en acelga, berenjena, cebolla, chaucha, choclo, pepino, ajíes, tomate y zapallito.­

Durante el invierno es buena época para comprar batata, berro, brócoli, coliflor, remolacha, repollo, zanahoria, zapallo y papa. Además, se deben ingerir cítricos, como naranja, mandarina o pomelo. ­

"En el caso de repetir comidas durante la semana, lo aconsejable es sumar nutrientes a esos platos. Se puede consumir dos veces pastas pero hay que variar la elaboración. En vez de hacerlos siempre con salsa, probar agregándole otros nutrientes como vegetales, carne y pollo", concluye Sanzberro.­ 

Te puede interesar