Conocé a Silvia, la “bruja de la Selección”, que le curó el mal de ojo a Messi

Argentina 25/01/2023 Por Luján 365
Dueña de un local de calzado, cuenta todos los secretos sobre cómo ayudó a la Argentina para llegar a la copa.
2THLNTKX35GNBMMANLRG6USKNU

Lujan_NOS_720x270-01

“A mí que me tocó vivir otros mundiales. En el ‘78 me subí al camión de un vecino, pero no pudimos llegar al Obelisco porque era un mundo de gente. No pensé que volvería a vivir algo así, y también festejamos en el ‘86. Ahora, estos jugadores y este DT nos devolvieron toda esa emoción, toda esa locura”, cuenta Silvia a TN.

Según explica, la familia había arrancado el 2022 con un dolor muy grande por la muerte de uno de sus hijos: “Fue un año dificil desde lo personal, estábamos atravesando un duelo y de pronto nos fuimos enganchando con todo lo que la Selección nos transmitía, con la alegría. Nos sacó de todo nuestro tema para vivir el mundial”.

Desde que comenzó la copa del mundo, Silvia decidió juntar todas las cosas que tenía guardadas para empapelar su local de calzado en Liniers: “Fue la primera vez que decidí juntar todas las cosas que tenía guardadas: remeras de mis hijos, una camiseta de mi mamá, la bandera de mi vecina y así fuimos armando todo para bancar a la Selección”.

1655405972914Gualicho San Juan"Que pedazo de gualicho han clavado": encontraron una brujería en el parque

En su casa, también siguieron al pie de la letra un par de cábalas desde el primer partido :”Tengo un mantel que puse desde el primer día. Mi marido preparó unos choripanes, y con nuestro hijo nos sentamos cada uno en un lugar de la mesa y lo cumplimos a rajatabla”.

Con respecto a los rituales, sostiene: “Los argentinos somos así para muchas cosas, no solo con el fútbol. Tenés que vivir en la Argentina para saber qué se siente. Si te sentaste en un lugar a ver el partido, si elegiste ubicarte en una silla, viste el partido en tal canal, no querés romper eso, que eso cambie, de hecho me hice un turbante con el que veo los partidos, que creo que es lo que nos hace ganar”.

Curarle el mal de ojo a Messi
“Lo que nos da resultado no se corta, no hay otro lugar en el mundo con una locura igual. Yo digo que soy ‘la brujita oficial’ entre tantas otras de la Argentina. Nosotros somos de creer, de tener nuestros crucifijos, oraciones, curar el mal de ojo y el empacho”, indica.

Durante el partido con Croacia, Silvia sintió que su oración ayudó a los jugadores que ganaron 3 a 0: “Cuando vi que el partido está trabado, que nos costaba llegar y que se nos hacía difícil, arranqué con una oración que aprendí de chica, que me enseñaron la noche de Navidad. Hay que decirla tres veces. Arranco, bostezo y si realmente la persona está ojeada, si se siente mal, yo lo percibo, lo siento en el cuerpo”.

f848x477-1239827_1297630_5050Encontraron a la orilla de la ruta un peluche con agujas atadas dentro de un ataúd

“Contra Croacia estábamos trabados, entonces empecé con la oración que es la que permite que el juego se destrabe. La selección cambia, mejora, hace un gol Juli ( Julián Dominguez) y Lionel Messi. Es evidente”.

Para Silvia, como para otros tantos argentinos, las cábalas y los rituales no son un tema menor. “Somos muy brujitos, muy cabuleros los argentinos. Estoy convencida de que como tienen muchas energías positivas, también les tiran muchas malas ondas por eso hay que cuidarlos”.

Sobre el triunfo de la Selección y la emoción colectiva de haber ganado, Silvia sostiene: “Los jugadores y todo el cuerpo técnico hicieron un trabajo increíble y nosotros los acompañamos con la alegría, el sufrimiento - porque siempre estamos al límite de todo-. Ahí aparece la arenga, la motivación de personajes como la abuela lalala, la alegría que se contagia, la esperanza que se multiplica y que solo se puede ver acá en la Argentina”.

FUENTE: TN

   

Te puede interesar