Ucrania utiliza nano satélites argentinos para vigilar a Rusia

Satellogic, el unicornio argentina presta sus servicios para contribuir en las comunicaciones de Ucrania y poder seguir a las tropas rusas
25406

BANNER LUJAN

Satellogic, la empresa argentina dedicada a la fabricación de Nanosatelites está colaborando con Ucrania. El unicornio argentino puso a disposición su nanotecnología para contribuir en las comunicaciones. Con esto, puede reportar desde el espacio los movimientos de las tropas rusas en el marco del conflicto.

"Estamos comprometidos a proporcionar una cobertura de alta resolución en tiempo crítico en Ucrania y las áreas circundantes afectadas por la invasión rusa", aseveraron desde la empresa.

La participación de Satellogic en el conflicto bélico
Desde la empresa enfatizaron que "no nos involucraremos con partes restringidas o sancionadas por el gobierno de los Estados Unidos y las leyes de los miembros de la OTAN".

Su fundador es Emiliano Kargieman, y es un argentino que busca democratizar el acceso al espacio y que ya puso en órbita, nada más y nada menos, que 10 nanosatélites, el último en enero de este año. 

Nacido en Palermo e hijo de una pareja de psicólogos, Kargieman era un niño curioso, de esos que desarmaban todos los aparatos de la casa para ver cómo eran por dentro.

 "Mi mamá siempre cuenta que, si me daban un reloj, lo primero que hacía era romperlo y después tenía problemas para armarlo. A los 10 años aprendí a arreglar computadoras en mi casa", recuerda. 

Kargieman, el ceo visionario
Cuando terminó el secundario, estudió Matemática y Filosofía en la Universidad de Buenos Aires, pero no completó ninguna de las dos carreras. 

Por esa época, Kargieman era hacker y activista en el grupo HBO (Hacked by Owls). A los 17 años trabajaba en la AFIP.

En 1996, con apenas 19 años, fundó Core Security, empresa de seguridad informática que desarrolló el primer software automatizado de pruebas de penetración.

Con base en Estados Unidos, su compañía llegó a tener clientes como Amazon, Apple, Cisco y Mastercard. Finalmente Core fue adquirida en 2015 por la firma Courion. 

Otros desafíos del emprendedor
En el camino también apostó por el capital de riesgo y co-fundó Aconcague Ventures, destinada a invertir en startups de alta tecnología en América latina.

Luego, en 2010, completó un programa de la NASA en conjunto con Singularity University, que fue el puntapié de Satellogic. 

Luego de pasar el verano en el NASA Ames Campus, en Silicon Valley, comenzó el proceso para desarrollar su nuevo proyecto en el que aplicaría toda su experiencia aprendida hasta el momento para la industria de los satélites.

La idea era construir una plataforma para brindar servicios de información espacial pero sin grandes inversiones en infraestructura. 

La mirada puesta en el espacio
Para lograrlo llamó a su amigo de toda la vida y con quien había fundado Core, Gerardo Richarte, actual CTO de Satellogic, y se pusieron en acción. 

"Satellogic nació de una reflexión sobre cómo hacer un mejor uso de los recursos de la Tierra", explicó su socio años después.

Pero el dúo en ese momento poco sabía de satélites. Así que decidieron aplicar algunas ideas de software a ese nuevo mundo. 

Básicamente, la industria lo que hacía era diseñarlo pensados para durar mucho tiempo, pero eso traía aparejado un altísimo costo.

La decisión que todo lo cambió
Kargieman y Richarte encararon el proyecto con una lógica opuesta: invertir lo menos posible y no preocuparse por las fallas, ya que sería barato reponerlos y con tecnología más moderna. Esto también permitirá lanzar satélites más seguido.

Actualmente, la empresa actualmente fabrica nanosatélites pensados para que sean mucho más baratos que los tradicionales: 1.000 veces más económicos, según explica el propio Kargieman.

Desde su fundación, ya pusieron en órbita 10 que son más livianos y pequeños que los tradicionales, y con capacidad para producirse a escala. Miden un poco menos que un metro y pesan 40 kilos, cuando los satélites tradicionales pesan cientos.

Así, la empresa trabaja en la formación de una constelación para tomar fotos de la Tierra que permitan obtener información geoespacial accesible para la toma de decisiones de todos los días, en todo tipo de industrias. 

Con las imágenes obtenidas, el equipo de Data Science e Inteligencia Artificial, Satellogic recolecta datos que luego le provee a sus clientes, que pueden ser empresas privadas o gobiernos. 

FUENTE: IPROUP

coinpayu

Te puede interesar