Buscan en Misiones a una mendocina que desapareció hace más de un año con sus hijos

Policiales 07/04/2021 Por Luján 365
En un trabajo conjunto, la Policía de ambas provincias intentan dar con el paradero de la mujer de 27 años y su familia.
HMNSLSS5CBENBM64TCETZJYRLQ

Guia24_720x270px-2

El 1 de febrero del año pasado la joven mendocina Noelia Dávila Roux partió tras una oferta laboral junto a su pareja y sus dos hijos, de 8 y 10 años, rumbo a la localidad misionera de Posadas dispuestos a empezar una nueva vida. Pero pasó más de un año, y nadie volvió a saber de ellos.

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía de la localidad de Rodeo de la Cruz por Sandra Roux, la madre de la mujer desaparecida, que desde las redes sociales también pide ayuda para compartir la búsqueda y dar por fin con su hija y con sus nietos, Dyan Díaz Dávila y Aarón Días Dávila.

En las últimas horas, la Policía de Mendoza pidió la colaboración de sus pares de Misiones para poder ubicar a la familia, cuyo último rastro se pierde en la zona de Jardín América, donde habrían vivido al menos hasta que se decretó la cuarentena obligatoria por la pandemia. De hecho, una fuente cercana a la causa confirmó al portal El Territorio que los nenes fueron anotados en la Escuela 133 de esa localidad, aunque jamás pudieron empezar las clases.

Con más sospechas que pistas ciertas, los investigadores señalaron que hay indicios de que estas personas fueron vistas en el departamento Capital, por lo que por estas horas la búsqueda se concentró en Garupá, Candelaria y Posadas sin resultados hasta el momento.

En su perfil de Facebook, la madre de Noelia compartió su angustia. “Hija, aparece, ya no doy más. Quiero saber cómo están y dónde. Le pido a Dios que me los traiga de vuelta y los proteja. Te amo hija”, escribió la mujer en su publicación, a principio de la investigación.

Ante cualquier información que ayude a dar con ellos solicitaron dirigirse a la comisaría más cercana o bien llamar al 911. También hay un número de teléfono de Mendoza para avisar sobre cualquier dato: 2612316029.

La desaparición de la familia Gill: un misterio que lleva 19 años
El 12 de enero de 2002 desapareció una familia completa en la ciudad entrerriana de Nogoyá. Rubén José Gill, de 56 años, Norma Margarita Gallego, de 26, y sus cuatro hijos, María Ofelia, de 12, Osvaldo José, de 9, Sofía Margarita, de 6 y Carlos Daniel, de 3, fueron vistos ese día en el velorio de un vecino de Viale y nunca más se supo de ellos.

Las hipótesis sobre lo que le pasó a la familia Gill fueron tantas como dudas generadas en sus familiares por el accionar policial y judicial. De hecho, el primer allanamiento en estancia La Candelaria, donde vivían y trabajaban, se realizó recién 18 meses después de su desaparición.

La Candelaria, el predio de alrededor de 500 hectáreas, se ubica a 50 km de Paraná y pertenecía a Alfonso Goette, un alemán que murió en 2016 en un accidente automovilístico. Goette fue también el primer y único sospechoso que tuvo la causa, debido a que denunció la ausencia de sus empleados cuando ya habían pasado 90 días. Hubo versiones también de un conflicto sentimental que mantenía enfrentados a los dos hombres, pero nunca pudieron probar nada.

En tanto, María Adelia Gallegos, la madre de Margarita, la mujer de Gill, aseguró tiempo atrás que “el error es buscarlos vivos, porque ellos ya están muertos y enterrados” y pidió “que busquen donde vivían, que es el campo de Alfonso Goette”.

No hay registros oficiales ni datos migratorios sobre el destino del peón rural José Gill y toda su familia. Ninguno de los chicos fue inscripto en ninguna escuela del país, nadie necesitó nunca atención médica, ninguno votó, jamás se comunicaron con nadie. Se los tragó la tierra.

FUENTE: TN

Te puede interesar