¿Por qué no deberías sentirte culpable por descansar y no hacer nada?

Salud y Bienestar 15/02/2021 Por Luján 365
Hay expertos que señalan que muchas veces no hacer nada es lo mejor que podemos hacer
FNR54WPRGNHXLMPEKI2MSO5OPY

Guia24_720x270px

El año pasado, la estudiante de diseño afincada en Rotterdam Kirsten Spruit creó instalación audiovisual a la que llamó “Un Espacio para permanecer”. A los visitantes se les invitaba a tumbarse boca abajo en un colchón negro, envolverse en unos audífonos que reproducían sonidos típicos de paisajes agradables y no hacer nada en absoluto.

Un video que mostraba lentamente una sucesión de mensajes del tipo de “Siento que no hice nada hoy” alentaba pensamientos relacionados con la pasividad en los participantes. Spruit afirmó: “‘Un Espacio para permanecer nace de una investigación alrededor del sentimiento de actividad permanente, de la necesidad de ser siempre productivos y eficientes, que parece dominar las vidas de tanta gente, especialmente entre mi generación”.

TE PUEDE INTERESAR

CU6JFGBOEBEBZDGUTRQVQZKWDUMar del Plata: apareció una escultura y nadie sabe cómo llegó ni quien es el autor

¿Es esto en lo que se convirtió el descanso? ¿Una exposición en una galería de arte, como una reliquia de un pasado feliz? ¿Algo que podemos hacer solo cuando nos invitan a un evento? Aparentemente, sí.

Claudia Hammond, presentadora del programa de BBC Radio 4 “Todo en la Mente” y autora del libro “El Arte del descanso”, aseguró que “estar ocupado se convirtió en una cuestión de honor. Se volvió algo que esperamos de nosotros mismos y de los demás. Desafortunadamente, las pruebas indican que pensamos que la gente ocupada es mejor. Incluso el descanso ha sido de alguna manera comercializado. Fíjese en la tendencia a buscar el bienestar. Está esa idea de que deberíamos estar haciendo lo que es bueno para nosotros”.

Todo esto se está cobrando un peaje: “nos sentimos culpables cuando descansamos, así que no lo hacemos lo suficiente”, dijo. A comienzos de este año, una investigación entre estadounidenses de entre 45 y 65 años reveló que estaban más estresados que la gente de su edad en la década de 1990. La Organización Mundial de la Salud ha clasificado el estrés como una de las “epidemias del siglo XXI”.

TE PUEDE INTERESAR

Wanda-Nara-e1591930985540Wanda por el Día de los enamorados: "San Valentín es ser la mejor en la cama"

No es de extrañar. La pandemia de covid acarreó que las personas se encuentren al mismo tiempo frenéticos, preocupados, frecuentemente en casa y sin acceso a la mayoría de las actividades reparadoras de la vida. Si la emergencia global está enseñando algo, es que los viejos modos de vida no funcionan. Es necesario revisar no solo el comportamiento, sino el de la sociedad. Una de los mejores maneras de hacerlo podría ser, simplemente, parar.

“Estamos viendo una gradual reacción en contra de la productividad y la automejora, y un giro hacia el aburrimiento práctico, la introspección y la inhibición”. Holly Friend, analista de prospectiva en The Future Laboratory, le dijo a BBC Culture: “Sin más opción que quedarse en casa y revisar sus prioridades, los consumidores se están encontrando con la experiencia de un nuevo ritmo de vida que afectará a sus rutinas durante los últimos años. Este período le está dando a la gente la oportunidad de sentirse cómoda perdiéndose y sin hacer nada, actividades que antes estaban cubiertas por el estigma y la culpa millennial”.

LEER EL INFORME COMPLETO HACIENDO CLICK AQUÍ

FUENTE: BBC - LA NACIÓN

Te puede interesar