5G y coronavirus: las teorías conspirativas sobre las antenas

Opinión 18 de julio de 2020 Por Diego Rubinzal para Página 12
La difusión de esa fake news es funcional a la culpabilización del gigante asiático por la crítica situación sanitaria mundial. Una cuestión no menor en el marco de la batalla geopolítica.
200408134809-5g-network-coronavirus-0325-super-tease

MMVT_720x270

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) proyecta más de 438 mil muertes por coronavirus en América latina y el Caribe para el 1° de octubre. 

“Es importante enfatizar que estas proyecciones se convertirán en realidad solo si las condiciones actuales se mantienen. Esto significa que los países pueden cambiarlas si toman las decisiones correctas e implementan medidas de salud estrictas y comprobadas”, afirmó la directora de la OPS Carissa Etienne. 

Hasta el momento, el lote de países con peores resultados son: Perú (376 muertos por millón de habitantes), Chile (376), Brasil (355), Ecuador (292) y en el quinto lugar aparece Bolivia (163).

En ese país, el desborde de los cementerios obligó a la apertura de fosas comunes para enterrar los cadáveres. El problema más serio se registra en el Cementerio General de Cochabamba. 

A mediados de junio, se produjeron diversos atentados contra antenas telefónicas en diferentes localidades bolivianas (San Julián, Ichilo y Yapocaní). La hipótesis más firme es que habrían sido realizados por algunos grupos que culpabilizan a las antenas 5G de propagar la pandemia. Esa tecnología no está disponible en territorio boliviano. 

La paranoia tiene alcance global: se produjeron ataques de ese tipo en Reino Unido, Irlanda, Chipre y Países Bajos. El cantante español Miguel Bosé escribió en sus redes sociales “yo digo no a la vacuna, no al 5G y no a la alianza España/Bill Gates". 

Esa proclama replica una denuncia muy viralizada por los amantes de las teorías conspirativas. El cofundador de Microsoft estaría financiando una vacuna que inyectará microchips para controlar a las personas. Ese planteo también se escuchó en las marchas anticuarentena en la Argentina. Por caso, una bandera colgada cerca del Obelisco rezaba “5G y Vacunas=Genocidio”.

En el artículo "Trump, Bannon y Cañizares: los lobbies ultrarreligiosos alimentan la teoría de la conspiración abortista del coronavirus", el periodista español Jesús Bastante explica que “la tesis del 5G parece tener como punto de partida un video de la conferencia que Thomas Cowan, autor de varios libros en los que se presenta como doctor, pronunció el pasado 12 de marzo en un foro organizado en Tucson (Estados Unidos) por el grupo Humans for Humanity Coalition, vinculado al movimiento antivacunas. Esta ha sido ampliamente difundida por un think tank de promotores de la reelección de Donald Trump en noviembre, y que ha encontrado fácil eco en los grupúsculos ultraconservadores españoles y europeos ligados al equipo de trabajo del exasesor de Trump, Steve Bannon”. 

Para Cowan, el foco original se produjo en Wuhan porque fue una de las primeras ciudades chinas donde se instalaron las antenas 5G. Además de que eso es falso, ninguna evidencia científica respalda esa “teoría”. Por el contario, la OMS y diversos expertos descartaron una posible interacción entre el virus y las ondas de las redes de telecomunicaciones. 

La difusión de estas teorías conspirativas son funcionales a la culpabilización de China por la crítica situación sanitaria mundial. Una cuestión no menor en el marco de la disputa geopolítica entre Estados Unidos y el gigante asiático. 

En el newsletter de Cenital, el periodista Juan Elman apunta que “‘el Indo-Pacífico es el escenario prioritario del Departamento de Defensa’, consigna un reporte reciente que el Pentágono de Estados Unidos envió al Congreso para solicitar un incremento presupuestario de 20 mil millones de dólares para la contención militar de China en esa región”. 

FUENTE: PÁGINA 12

Recibir noticias de LUJAN365 por email