¿Los robots nos quitarán el trabajo?

Hay una preocupación general en torno al auge de la Inteligencia Artificial y la automatización del trabajo. En la nota los posibles escenarios
Los-robots-maquinas-reemplazaran-la-mitad-del-trabajo-humano

BANNER LUJAN

Los más apocalípticos dicen que dará lugar a pérdidas de puestos de trabajo a gran escala. Que la tecnología se hará cargo del trabajo que antes realizaban las personas. Y que ningún sector está a salvo.

Pero la realidad tiene más matices y, de hecho, no respalda esta narrativa. Habrá grandes cambios, sí, pero no llegaremos a la devastación laboral

¿UN MUNDO DE TÉCNICOS E INGENIEROS?

Una mirada rápida a la cobertura de noticias sobre la IA nos confirma el temor del hombre a las máquinas. Le suponemos a los robots una capacidad de destrucción de trabajo arrolladora.

Incluso los expertos auguran que varias profesiones estarán totalmente automatizadas en los próximos 10 años, y puede que en menos tiempo.

Entre ellas:

- Redactores de seguros
- Trabajadores de almacenes y fábricas
- Servicio al cliente
- Contables
- Asistentes legales
- Radiólogos y otros trabajadores de la salud
- Media buyers, media planners y diseñadores gráficos


Etcétera y etcétera y etcétera. La lista es larga.

Pero ni el desafío ni el miedo son nuevos.

Además, antes de que aparezca una nueva ola de luditas, conviene destacar que las empresas que invierten en IA a menudo terminan empleando a más personas como resultado de las mejoras generadas por la inversión.

Se teme que la tecnología elimine al cuerpo actual de trabajadores, cuando lo que hace es redirigir el trabajo a cosas más productivas. La propia IA generará una industria donde harán falta personas preparadas para su mantenimiento y desarrollo.

¿Significa esto que nos marchamos hacia un mundo de técnicos e ingenieros?

25629Robots realizan la primera cirugía del mundo sin intervención humana

DISRUPCIÓN VS DESTRUCCIÓN

Este temor infundado al impacto de la IA en los puestos de trabajo viene marcado por el tipo de conversación pública al respecto. Una que se centra siempre en las pérdidas y en el potencial de la tecnología de automatizar tareas complejas, algo inalcanzable para el ser humano.

Pero hay cada vez más estudios que apuntan hacia el lado opuesto de la discusión.
La tesis que va ganando fuerza dice que la IA provocará la disrupción del mercado laboral, pero no la destrucción.

Desaparecerán algunos puestos de trabajo, por supuesto, pero también aparecerán otros. Y, en general, se crearán más puestos de trabajo de los que se pierden.

Una buena analogía, respaldada por muchos analistas, es la de la Revolución Industrial. Su llegada significó la desaparición de cierto tipo de trabajo. Pero el mundo post Revolución Industrial es indiscutiblemente más rico en todos los aspectos.

El impacto de la tecnología está ocurriendo –y seguirá ocurriendo– mucho más rápido que entonces, de modo que los cambios fundamentales de la sociedad se están manifestando vertiginosamente.

Sin duda, la revolución de la IA requerirá de un gran esfuerzo de adaptación de la sociedad. Pero abre las puertas a un escenario de productividad y desarrollo imponderables.

En definitiva, hay que empezar a pensar en los robots como si fueran nuestros amigos. Lo de siempre: si no puedes con tu enemigo, únete a él.

FUENTE: despegue.uno

coinpayu

Te puede interesar