La estafaron con 20 pizzas, le vaciaron la cuenta y decidió donar la comida

Argentina 06/10/2022 Por Luján 365
La víctima fue una joven de 28 años, oriunda de Neuquén, que se dedica a hacer comida rápida en su casa. Le terminaron robando todo el dinero de una billetera virtual
210911841-3027344520831583-7281577732422977515-n-jpg.

BANNER LUJAN

Le encargaron un gran pedido de pizzas a una joven emprendedora, resultó una estafa y decidió convertir su enojo en un gran gesto: donó la comida a un hospital.

Se trata de una neuquina de 28 años que, como tantos trabajadores, tuvo que reinvertarse en plena pandemia para poder salir adelante.  

Tamara siempre se dedicó a la gastronomía, por lo que tomó sus conocimientos y comenzó a hacer pizzas y empanadas en su casa.

El sábado en la noche, un importante pedido la tomó por sorpresa, pero claramente la entusiasmó porque significaba una gran suma de dinero, la cual le venía bien para completar el pago de la cuota de un terreno que junto a su novio están financiando.

Un hombre le encargó 20 pizzas en un supuesto “manotazo de ahogado”, debido a que “la empresa de catering que había contratado para el evento no le había entregado el pedido”, contó la víctima en TN.

“Nunca desconfié de esta persona”, contó angustiada, detallando que no alcanzaba a completar dicho pedido, por falta de insumos, pero le terminó ofreciendo 17 pizzas y dos docenas de empanadas.

En dos autos se dirigieron hasta el Parque Industrial para realizar la entrega, pero al llegar notaron que no había ningún tipo de fiesta allí.

“Pasé de llorar de alegría a llorar de tristeza”, lamentó la mujer.

Sin embargo, el trago amargo se terminó convirtiendo en un gesto de grandeza por parte de Tamara, ya que decidió donar lo que con tanto amor había realizado.

Alrededor de las 4 del domingo, llegó al hospital Heller y les entregó a médicos, enfermeras y pacientes las pizzas y empanadas.

Una vez en su casa y charlando con la familia, notaron que se trató de una estafa virtual. 

“El hombre que llamó le dijo a mi mamá que iba a hacer la transferencia a la cuenta de Mercado Pago y le envió un código que mi mamá le reenvió y así le vació la cuenta”, detalló Tamara.

La característica del teléfono que llamaron era 011, de Buenos Aires. La policía le dijo que es probable que la comunicación se haya hecho desde una cárcel, pero hasta el momento no le dieron más detalles.

Pese a lo ocurrido, la joven emprendedora aseguró que no es momento para bajar los brazos y que incluso “aumentaron los pedidos”, gracias a mucha gente que se solidarizó por lo ocurrido.

Fuente: El Ciudadano

Diseño sin títuloPor años mintió sobre su sueldo para pagar menos cuota alimentaria y ahora le debe millones a su hija

coinpayu

Te puede interesar