Comer mandarinas ayuda a bajar el colesterol

Salud y Bienestar 22/05/2022 Por Luján 365
Son fáciles de pelar y cada gajito es un bocado lleno de propiedades beneficiosas.
f960x540-60639_134714_0

BANNER LUJÁN

Cuando las mandarinas asoman en la verdulería, en sus distintas variedades, llega una oportunidad de cuidar nuestra salud en la época de más frío. Tanto su pulpa como su cáscara tienen excelentes propiedades.

  
La mandarina contiene antioxidantes protectores. No solo aporta vitamina C, sino además betacarotenos y ácido fólico. Estas vitaminas colaboran con nuestro sistema inmunológico, fortaleciendo las defensas contra las enfermedades típicas del otoño y el invierno. Pueden aprovecharse enteras o tomar el jugo. 

 
La mandarina combate el colesterol. La cáscara concentra flavonas, por lo que su consumo favorece la reducción del colesterol en sangre; estas sustancias ayudan a metabolizar mejor las grasas y triglicéridos depositados en el hígado. También contiene pectina, una fibra soluble que ayuda a reducir el colesterol malo. 

 
Para poder aprovechar todos sus beneficios, puede preparar un té con la cáscara. Se deja secar la piel, cuidando que se mantenga la parte blanca. Corta dos o tres trocitos y agrégalos a una taza de agua caliente, dejándola reposar por unos minutos. También se puede mezclar la cáscara seca con el té negro o verde en hebras que consumimos: lo perfuma y le da más beneficios. 

 
Conviene a los hipertensos. Como muchos vegetales la mandarina es rica en potasio, que antagoniza con el sodio en el organismo y mejora los valores de tensión arterial elevados. Para que el beneficio sea completo, consume mandarinas sin piel pero con sus hollejos, que son ricos en fibras. 

Fuente: Revista Pronto

coinpayu

Te puede interesar