Chacarero salteño asegura que vio al ‘ucumar’, una criatura de la mitología del norte argentino

Paranormal 22/04/2022 Por Luján 365
El hecho ocurrió el pasado martes 12 de abril en la zona del Pasteadero Chico, cerca de la ciudad de Metán. En la nota los detalles
Diseño sin título

BANNER LUJAN

El martes 12 de abril en la zona del Pasteadero Chico, cerca de la ciudad salteña de Metán, un campesino notó que sus perros habían comenzado a ladrar en dirección a un terreno que iba a ser sembrado y decidió ir hacia el sitio para averiguar si se trataba de delincuentes o algún animal.

Para su sorpresa, no vio seres humanos en la zona. “Los perros estaban asustados y regresaron de inmediato. Cuando alumbré hacia adelante quedé completamente aterrado porque ahí estaba esa cosa, era como un gorila grande, peludo y color oscuro”, narró el protagonista en declaraciones a El Tribuno.

Además, el hombre precisó los detalles de lo que percibió. “Iba caminando a paso lento, era muy robusto, miró hacia donde yo estaba y ahí le vi los ojos rojos. Luego se metió al monte”, relató.

Sé que hay todo tipo de comentarios y bromas, pero yo jamás mentiría. Yo le aseguro que he visto a esa bestia peluda, como un mono grande, de unos 1,70 metros de altura. Por las noches me encierro porque todavía sigo asustado, tuve que ir al médico porque me salía sangre de la nariz, tenía vómitos y diarrea.”, expresó el hombre días después.

“En los últimos años y desde hace décadas hay muchos testimonios de gente que asegura que lo vio en Metán y en la zona de Rosario de la Frontera. Yo no creía en eso, pero ahora lo vi de cerca con mis propios ojos”, agregó.

Qué es el “ucumar”, el mítico animal del norte argentino

Para las poblaciones del noroeste argentino, el Ucumar, también conocido como Ucumari, Ucumare u hombre oso, es un mítico animal salvaje con ligeros rasgos humanoides, manos y pies muy grandes y cuerpo enteramente cubierto de pelos, larga barba y frente angosta.

Según la misma cultura, la criatura vive en cuevas, en el fondo de las quebradas, pero merodea los ríos y las vertientes, bañándose en ellos: por eso se pueden “detectar” en la zona sus pisadas, que serían similares a las de un oso.

Esta zona argentina no es la única donde se cree en la existencia de este animal, también en Bolivia y Perú son varios los mitos en los que participa.

Fuente: TN

Te puede interesar

Curva de Guido¿Conocías la leyenda de la mujer que aparece en la Curva de Guido?

coinpayu

Te puede interesar