Con clima más frío, el Gobierno busca contrarreloj evitar que falte gas

Argentina 22/03/2022 Por Luján 365
Licitaciones demoradas, acuerdos con privados y hasta la posibilidad de canje de productos forman parte de los intentos para garantizar el suministro de los próximos meses.
preciogas

BANNER LUJAN

Con el impacto a pleno de la escalada de los precios internacionales del gas licuado por la invasión de Rusia a Ucrania, el Gobierno encara una carrera contrarreloj para poder garantizar el suministro durante la temporada más fría del año.

La invasión de Rusia a Ucrania pegó de lleno en las previsiones energéticas para este año en la Argentina. El país necesita importar gas licuado para abastecer aproximadamente el 30% de la demanda en los meses más fríos y la disparada de los valores internacionales más que triplicó las cuentas del Gobierno para ese segmento.

Leé también: Mesa de acuerdo sin la oposición y anuncios ministeriales: cómo sigue la guerra contra la inflación

A poco de desatado el conflicto, los precios internacionales del GNL superaron los U$S100 por la alta incertidumbre en torno a la provisión del fluido por parte de Rusia a la Unión Europea. Desde entonces, los valores recortaron la escalada y se ubican ahora en torno a US$35 por MM de BTU.

No obstante, están muy por encima de lo pagado en 2021 por la Argentina: US$8,40 MMBTU. A la situación se suma un recorte en la provisión desde Bolivia, que si bien no se informó la magnitud y se sigue negociando, será clave hacia el invierno.

Los planes oficiales para la compra de GNL para el invierno
Hace diez días, el gabinete económico empezó a trazar un esquema de emergencia para buscar asegurarse que no falte gas. Sin dólares para afrontar de manera directa las importaciones energéticas y en medio de las exigencias que emanan del acuerdo con el FMI, se concentraron en gestiones en el exterior en busca de inversiones en el sector petrolero y también en explorar alternativas para el gas del invierno.

Las compras en el exterior de GNL -con precios altos y más que volátiles- no se podrán evitar. Lo que se busca es el momento “ideal” para realizarlas, a valores razonables dado el contexto. La Argentina no es autosuficiente en materia energética, con lo cual para evitar cortes depende de la importación.

El secretario de Energía. Darío Martínez, consideró este fin de semana que los precios del gas licuado que Argentina necesita para el invierno no bajarán de los US$30 MMBTU y se esperanzó que las exportaciones del agro (a partir del alza en los valores internacionales) permitan compensar los dólares que demandará la importación de energía.

El funcionario dijo también que se prevé que la compra de buques con GNL sean “unos 63″ para este año (a fines de 2021 había trascendido que serían unos 70). Si bien no lo expresó, esas compras, según cuando se hagan, demandarán más dólares de los proyectados.

El funcionario protagonizó el jueves pasado un nuevo capítulo en la interna del Frente de Todos, al difundirse una carta al ministro de Economía, Martín Guzmán, en la que en duros términos alertaba por falta de fondos para pagar las compras externas de gasoil y gas de marzo y alertaba por falta de suministro si la situación no cambiaba. Luego le bajó el tono.

Las negociaciones por las compras de gas a Bolivia
Otro frente abierto que tiene el Gobierno para conseguir el gas suficiente para el invierno es el contrato a 20 años con Bolivia. El año pasado, el vecino país inyectó hacia los gasoductos argentinos cerca de 14 millones de metros cúbicos diarios, a un promedio de US$7,75 MMBTU.

La Argentina busca que por lo menos el proveedor mantenga el volumen para este invierno, pero las autoridades bolivianas avisaron que deberían recortar la cantidad, dada la caída en la producción gasífera y el contrato que también mantienen con Brasil.

Martínez planteó que la negociación sigue su curso y que espera lograr el máximo volumen posible. “Pedimos 14 millones de metros cúbicos por día en el invierno. Creo que no van a llegar pero vamos a ver cuál es el mejor número que podemos conseguir. Necesitamos que sean más de 10 millones de metros cúbicos por día, El tema de precio no es el problema, llegamos a una situación donde lo que necesitamos tener es provisión de gas”, dijo en una entrevista con el diario Río Negro.

FUENTE: TN

coinpayu

Te puede interesar