En la Argentina, los jóvenes profesionales están frustrados.

Argentina 16/12/2021 Por Luján 365
Valoran del home office la flexibilidad y el ahorro en transporte, pero reconocen la falta de pertenencia al lugar donde trabajan, no contar con el espacio necesario para trabajar y estar con sus compañeros
unnamed

LujanContinuidad_720x270-01

Según informó DIARIO LA NACIÓN, tienen los salarios más bajos de toda la región y es por eso que esperan que el teletrabajo sea el canalizador para conseguir empleos en el exterior. Por falta de conocimiento o por propia experiencia, tampoco sienten que el Gobierno haga algo por ellos: el 40% niega que existan programas de desarrollo para el empleo joven.

Así surge de un relevamiento de Adecco Argentina, que indicó que los argentinos ganan, en promedio, menos de $50.000 por mes (96%). Medido en dólares oficiales, se trata del salario más bajo en comparación con otros países encuestados de América Latina: ganan un tercio de lo que cobrarían en Chile; la mitad si fuesen profesionales en Perú; y un 35% menos que en México o en Brasil.

En cuanto a la desocupación, el 26% de los jóvenes nacidos entre 1997 y 2004 no consigue un trabajo. La cifra es más del doble que la de la población total, que alcanzó el 9,6% en el segundo trimestre de 2021, según información del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

“Los jóvenes quedan atrapados en un círculo a la hora de comenzar su carrera laboral: les piden experiencia pero nadie les da ese primer empleo, por lo cual será difícil que puedan adquirirla. Además hay un círculo muy importante de empleos informales”, sostuvo Carla Cantisani, directora de Servicios y Calidad de Adecco para Argentina y Uruguay.

La generación Z es ajena a las estrategias que lleva adelante el Gobierno para el desarrollo de empleo joven. Más de la mitad desconoce la existencia de programas como Jóvenes con Más y Mejor Trabajo (52%) e incluso un 40% directamente contestó que no existen tales iniciativas.

A la hora de revisar en qué tareas se desempeñan, la mayoría de ellos realiza tareas administrativas de oficina (23,5%), otro tanto trabaja en comercial, ventas y marketing (20,3%), seguido por industria (14,1%), sistemas (4%), hotelería, catering y gastronomía (3%). El 32,3% se distribuye en otros rubros.

Sus trabajos no les gustan: al 81% les gustaría renunciar y solo un 19% prefiere seguir trabajando en el mismo lugar. Si tienen que elegir, el 74,6% preferiría trabajar para un extranjero, ya que consideran que ofrecen un mejor desarrollo profesional.

El 36,8% de los jóvenes argentinos preferiría mantener permanentemente el esquema de teletrabajo. Sobre todo por las comodidades que ofrece respecto a la flexibilidad (42,3%), el ahorro de costos para trasladarse al trabajo (25,5%), la posibilidad de compartir más tiempo con las personas que viven en el hogar (18,3%) y contar con más tiempo libre (9,6%).

En tanto, un 24,1% desea retornar a las oficinas todos los días. En parte porque no cuentan con un espacio adecuado para trabajar (29,22%), sienten la falta de pertenencia a la empresa donde trabajan (29%), extrañar a los compañeros (17,8%) y trabajar de más desde que se implementó el homeoffice (15%).

FUENTE: DIARIO LA NACIÓN

Te puede interesar