Cristina blanqueó la ruptura con Alberto

Política 16/09/2021 Por Luján 365
La vicepresidenta lanzó un largo comunicado en el que explica su visión de la crisis y lanza duras críticas contra la figura de Alberto Fernández
CFK

300x300

La esperada voz de Cristina Kirchner se hizo escuchar con fuerza en la tarde de este jueves y sumó un nuevo elemento de tensión a la crisis que atraviesa el Gobierno. En una extensa carta pública que publicó en sus redes sociales, la vicepresidenta cuestionó al entorno presidencial y al propio Alberto Fernández, a quien le reclamó que "honre la voluntad del pueblo argentino".

"Le señalé que creía que se estaba llevando a cabo una política de fiscal equivocada, me cansé de decirlo", advirtió la ex presidenta sobre el estado de la economía y sus consecuencias electorales.

Y agregó: "No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político".

Por otra parte, rechazó de manera ambigua que la ola de renuncia de los funcionarios que le responden haya puesto "en jaque" a Alberto Fernández. "No soy yo la que está jaqueando al Presidente, es el resultado de la elección y la realidad", sentenció.


Tras dos jornadas de máxima tensión y versiones cruzadas, la titular del Senado reveló que propuso a Juan Manzur como jefe de Gabinete y afirmó que no es "mentirosa ni hipócrita", en un mensaje en el que lleva la interna al límite.

"Mientras escribo estas líneas tengo el televisor encendido pero muteado y leo un graph: "Alberto jaqueado por Cristina". No… no soy yo. Por más que intenten ocultarlo, es el resultado de la elección y la realidad", subrayó.

Una catástrofe política
Al hablar de la derrota de las PASO, CFK sostuvo: "Al día siguiente de semejante catástrofe política, uno escuchaba a algunos funcionarios y parecía que en este país no había pasado nada, fingiendo normalidad y, sobre todo, atornillándose a los sillones. ¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?".

"El martes 14 tuvo lugar, otra vez en Olivos, mi última reunión con el Presidente de la Nación. Habían transcurrido 48 horas sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Deje pasar 48 horas deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía). Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del Gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete", reveló la vicepresidenta. 

"Como no soy mentirosa y mucho menos hipócrita (nunca digo en público lo que no sostengo en privado y viceversa), debo mencionar que durante el año 2021 tuve 19 reuniones de trabajo en Olivos con el Presidente de la Nación. Nos vemos allí y no en la Casa Rosada a propuesta mía y con la intención de evitar cualquier tipo de especulación y operación mediática de desgaste institucional", indicó.

"En las primeras 18 reuniones, la última de ellas el 07/09/2021, siempre le plantee al Presidente lo que para mí constituía una delicada situación social y que se traducía, entre otras cosas, en atraso salarial, descontrol de precios -especialmente en alimentos y remedios- y falta de trabajo, sin desconocer, obviamente, el impacto de las dos pandemias: la macrista primero y la sanitaria a los 99 días de haber asumido el gobierno. Igualmente siempre remarqué la falta de efectividad en distintas áreas de gobierno", resaltó.

Resaltó que también creía "que se estaba llevando a cabo una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando negativamente en la actividad económica y, por lo tanto, en el conjunto de la sociedad y que, indudablemente, esto iba a tener consecuencias electorales".

"No lo dije una vez… me cansé de decirlo… y no sólo al Presidente de la Nación. La respuesta siempre fue que no era así, que estaba equivocada y que, de acuerdo a las encuestas, íbamos a ganar "muy bien" las elecciones. Mi respuesta, invariablemente, era "no leo encuestas… leo economía y política y trato de ver la realidad". Una realidad que me indicaba que en el año 2015 perdimos las elecciones presidenciales en segunda vuelta y por escasa diferencia, con el mayor salario en dólares de Latinoamérica -que representaba más del doble del salario actual-, con una inflación que era menos de la mitad que la actual y con un candidato, Mauricio Macri, que decía que no le iba a sacar a nadie lo que ya tenía, sino que sólo iban a cambiar las cosas que estaban mal", enfatizó.

"Sé que gobernar no es fácil, y la Argentina menos todavía. Hasta he sufrido un vicepresidente declaradamente opositor a nuestro gobierno. Duerman tranquilos los argentinos y las argentinas… eso nunca va a suceder conmigo", concluyó.

FUENTE: IPROFESIONAL

Te puede interesar