Dos jóvenes Argentinos llegan a las grandes ligas del sóftbol estadounidense

Deportes 18/07/2021 Por Luján 365
El sóftbol bahiense continúa en alza y sumando grandes proyectos juveniles a la órbita internacional y a las ligas mayores de la especialidad.
1626381091818

300x300

Según informó el portal PLAY SOFTBOL, los jugadores son Juan Cruz Bambozzi (20 años) y Ramiro Pintos (19), nacidos en el club Liniers, quienes esta semana viajaron a los Estados Unidos para afrontar su primera experiencia en la competición profesional.


 
Bambozzi, de 20 años, representará al Aces de Ashland (Oregon), mientras que Pintos, de 19 años, defenderá los colores de Rostar de AJ Masonry Sting, Wabash (Indiana); en lo que será para ambos el primer roce fuera del país.

“La posibilidad surgió porque yo estuve viviendo y entrenando con la Selección Argentina U23 y la de mayores, y ellos mismos se encargan de conseguirte equipo. Como acá no hay mucha actividad en esta época del año, desde allá siempre buscan jugadores que puedan reforzar los equipos de su liga”, expresó Bambozzi.

“La idea es sumar experiencia, aprender deportivamente y culturalmente y seguir entrenando y creciendo con vistas al Mundial Sub 23 que se realizará en Argentina. Ojalá pueda estar convocado y representar al país y a mi ciudad”, agregó.


 
No muy distinta fueron las aspiraciones de Pintos, quien además destaca la importante de la aventura deportiva no solo para el desarrollo deportivo sino también humano.

Asimismo, el jugador surgido en el “Chivo” habla del impacto que el sóftbol de nuestro país tiene a nivel internacional, algo que pudo percibir apenas desembarco en Norteamérica.

“La idea se dio hace unos meses y allí empecé a hablar con personas que me pudieran hacer algún tipo de contacto, y la semana pasada me enteré que surgía una vacante y que me ofrecían viajar para ocupar ese lugar. Automáticamente hablé con el dueño del equipo y me dijo que sí, cuánto antes”, contó.


 
 “Ni bien llegué me di cuenta que el sóftbol argentino es bueno y valorado a nivel mundial, porque en todos los equipos buenos y grandes hay al menos un argentino. Por eso mi idea es más que nada sumar experiencia, tanto en lo deportivo como lo extradeportivo, y así tener chances de volver. Nunca viví solo, por lo que, por más que compartas habitación, estás obligado a desarrollarte también desde lo humano”, destacó.

Te puede interesar