Amenazan de muerte a los colombianos que erraron sus penales contra Inglaterra.

Deportes 05/07/2018 Por Edgardo Montivero
Carlos Bacca y Mateus Uribe fueron furiosamente criticados en las redes. El recuerdo del caso Andrés Escobar.
rusia

LujanContinuidad_720x270-01

La violencia en el fútbol llega a instancias que dan miedo en varias oportunidades. Tal es el caso de las amenazas de muerte que recibieron los colombianos Carlos Bacca y Mateus Uribe tras fallar en la definición por penales frente a Inglaterra por los octavos de final del Mundial de Rusia. Pero en este caso dan mucho más temor por los antecedentes que dicho país cuenta en la materia.

Bacca y Uribe recibieron las amenazas en las redes sociales de parte de supuestos fanáticos furiosos por la derrota del equipo que dirige el argentino José Pekerman. Mientras Uribe estrelló su remate en el travesaño en el cuarto turno, Bacca erró el quinto penal de la serie que luego definió Eric Dier​ para el 4-3 final tras haber empatado 1-1.

Las amenazas en Colombia sí se toman en serio por un caso que enlutó al fútbol mundial y del cual se cumplen 24 años: el asesinato de Andrés Escobar tras el Mundial de 1994. El defensor había metido un gol en contra la segunda fecha del Grupo A de Colombia frente a la selección local estadounidense. Tras perder ese encuentro y el primero contra Rumania (3-1), Colombia se despidió del Mundial tras haber llegado como candidato al ganarle 5 a 0 a la Argentina en Buenos Aires.

Diez días después de ese autogol, Escobar fue a cenar a un restaurante de Medellín llamado El Indio, y en una fatídica coincidencia se sentó cerca de la mesa de los narcotraficantes Santiago y David Gallón Henao, quienes lo insultaron durante toda la comida. 

Humberto Muñoz Castro, el chofer de los hermanos, lo increpó en el estacionamiento y le disparó seis tiros con un arma calibre 38. Murió una hora después en el hospital. Muñoz Castro Quedó en libertad en 2005 y no cumplió toda la condena.


 

Te puede interesar