Este edificio está a punto de ser tragado por el mar

Mundo 09/01/2022 Por Luján 365
Se encuentra a pocos metros de la línea de la costa y tiene peligro de derrumbe
IJNKWGZFAVC2JO6Y2Z7VVP2UKI

BANNER LUJÁN

as imágenes de un hotel ubicado en Francia se convirtieron en un símbolo de la erosión costera en todo el mundo. Se trata del Résidence Le Signal, un complejo de 78 departamentos que fue abandonado y este año será demolido porque pronto el mar tapará el terreno donde se construyó.

Los medios a veces se refieren a los propietarios del edificio como “los primeros náufragos del cambio climático en Francia”. El enorme complejo se encuentra encima de una duna al norte de Burdeos, cerca del estuario de Gironda. Cuando se construyó, estaba a 200 metros de la línea de la costa. Hoy, está a apenas 10 metros y fue abandonado.


Ya nadie habita Le Signal. En 2014, las autoridades locales les dieron una semana a los residentes para guardar sus pertenencias y abandonar el lugar por precaución. Mientras el mar avanza, al edificio le sacaron el amianto de la estructura para que, en caso de que se derrumbe, no produzca mayores daños al medio ambiente.

Hace algunos meses, el usuario de Twitter @Itineratur recordó con un hilo publicado en la red social cómo se encuentra actualmente el edificio. Contó que, después de mucho litigar, los 78 propietarios de Le Signal consiguieron que el Estado los indemnice, basándose en que habían sido obligados a evacuar el lugar. “Era la crónica de un naufragio anunciado, porque Le Signal se construyó al borde de la duna que protege la localidad de Soulac. Una posición en primera línea de playa pero también de tempestad”, señaló el arquitecto.


Según una nota publicada por El País en 2017, el aumento del nivel del mar en las costas francesas es de tres milímetros por año desde 1980, el doble que en las décadas anteriores del siglo pasado. El país, donde el 35% del litoral está integrado por playas, perdió 26 kilómetros cuadrados de tierra entre 1949 y 2005. En un lugar turístico como Francia, cuyas costas concentran el 40% de la capacidad hotelera, las alarmas ya están encendidas.

FUENTE: LA NACIÓN

coinpayu

Te puede interesar