Sturzenegger en el país de las maravillas.

Argentina 17/05/2018 Por Edgardo Montivero
El titular del Central dijo que "no hubo corrida y la inflación viene en baja".
Sturzenegger

BANNER LUJAN

"No hubo corrida". El presidente del Banco Central, Federico Stuzenegger, cerró ayer su conferencia de prensa con esa frase. Las declaraciones del funcionario siguen confundiendo deseos con realidad. Dijo que hubo volatilidad financiera pero que "el temporal ya pasó".

También afirmó que "la inflación viene en baja, y la de mayo será menor a la de abril". No mostró preocupación por el próximo vencimiento de las Lebac, pese a que la autoridad monetaria deberá renovar a mitad de junio letras por otros 630 mil millones de pesos. Planteó que el balance contable del organismo salió fortalecido en las últimas semanas por la devaluación.

Pero no tuvo en cuenta que se perdieron casi 10.000 millones de dólares en reservas, se ofrecieron contratos de futuro por debajo del valor actual del mercado y que el incremento de la tasa a 40 por ciento lo obliga a pagar 20.000 millones de pesos en intereses el próximo mes.

"Ahora el foco del Banco Central es encauzar el proceso de inflación", dijo Sturzenegger. "El mensaje del mercado en las últimas semanas nos ha hecho reflexionar y cambiar algunas cosas. Después de haber pasado el momento de turbulencia, reordenar el proceso de inflación vuelve a ser el objetivo de esta institución". La declaración, que en 2016 podría haber tenido algún tipo de sentido tras la suba del dólar por la unificación del tipo de cambio, no tiene justificativo a mediados de 2018.

La autoridad monetaria había dicho desde el día uno de su mandato que la prioridad iba a ser encauzar la inflación. Pero en 2016 los precios subieron 41 por ciento, en 2017 se elevaron 25 y este año algunas consultoras recalcularon la inflación para ubicarla por arriba del 30. Los precios en los últimos dos años y medio ya acumularon una suba de casi 100 por ciento. ¿Ahora si va a bajar?

"Corrida no hubo. Es muy importante ser muy claros. El Banco Central es muy transparente. Hemos tenido una turbulencia, alguna volatilidad, por supuesto. Pero lo otro no", planteó Sturzenegger. No es claro. Los fondos del exterior vendieron sus Lebac por 200 mil millones de pesos y se fueron del país con un dólar en torno a los 21 pesos. Ahora algunos empezaron a volver con un dólar cerca de 25 pesos y casi el doble de tasa de interés en pesos. Economistas de distintas corrientes, a contramano de lo que plantea el presidente del Central, aseguran que en las últimas semanas se registró una de las mayores corridas cambiarias de la historia local. Eso obligó a la autoridad monetaria a sacrificar reservas con picos diarios de 1472 millones de dólares.

coinpayu

Te puede interesar