Presos de una comisaría "desfiguran" a trompadas al femicida de Analía Maldonado

Policiales 28/04/2021 Por Luján 365
Samuel Llanos llegó a la alcaidía de Junín (Prov. de Bs As) con cortes en la cara y fractura de tabique. Está imputado por el crimen de su pareja, a quien estranguló y quemó después en una parrilla
Diseño sin título
Así quedó el físico culturista Samuel Llanos

Obras-720x270

Los presos de la comisaría donde estuvo alojado Samuel Llanos, el acusado por el femicidio de Analía Maldonado en Los Toldos, le dieron una brutal paliza antes de que fuera trasladado en las últimas horas a la Unidad Penal 49 de Junín, una cárcel que funciona como alcaidía y que sirve como tránsito de presos para que después sean derivados a otros penales de la Provincia.

El fisicoculturista llegó a la alcaidía desfigurado por los golpes que le dieron los otros detenidos. Según informó el portal local Semanario de Junín, tenía varios golpes en la cara, traumatismos y el tabique roto.

Llanos fue imputado por “homicidio agravado por el vínculo y por ser la víctima una mujer mediante la violencia de género (femicidio)”, tras el crimen de la “peluquera del pueblo”, cuyo cuerpo fue encontrado carbonizado dentro de una bolsa de arpillera en el Camino Real hacia la localidad de San Emilio.

La defensa del femicida evalúa solicitar su traslado a un pabellón, para que esté alejado del resto de la población carcelaria y evitar así posibles nuevas represalias.

OB5SV32FQVG2JHPSXGDBLTRSMA (1)
El femicidio de Analía Maldonado
Llanos se negó a declarar por el crimen de su pareja ante el fiscal José Alvite Galante, subrogante de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Junín, y quedó imputado por los delitos de “homicidio doblemente calificado” y “robo”. De acuerdo a los investigadores, el fisicoculturista también es responsable de haberle robado a la víctima 1.500 dólares y 200.000 pesos. Por otra parte, Galante espera los resultados del peritaje al celular de la mujer asesinada, que fue encontrado a pocos metros de donde fue descartado el cuerpo.

Maldonado tenía 40 años y trabajaba como peluquera. La última vez que la vieron fue un sábado a la noche acompañada por su novio, Llanos, un fisicoculturista dueño de un gimnasio que ya había sido denunciado por violencia de género, abuso sexual y lesiones, pero por otras víctimas.

FUENTE: TN

Te puede interesar