Acusan a un penitenciario de abusar de una detenida

Policiales 24/04/2021 Por Luján 365
El hecho habría ocurrido en la Unidad 32 de la Justicia Federal. La víctima asegura que el agente la amenazó para que no lo acuse.
f848x477-974737_1032540_5050

Obras-720x270

Una grave denuncia se realizó en los tribunales federales de Mendoza. Una detenida acusó a un agente penitenciario de abusarla sexualmente en la Unidad 32 y de amenazarla para que no lo denuncie. Ahora, el hombre está detenido y la Justicia le negó la prisión domiciliaria.

El hecho habría ocurrido el 25 de diciembre en un calabozo del edificio ubicado en España y Pedro Molina, en pleno centro de la ciudad. El acusado es un agente que presta funciones en el Servicio Penitenciario Federal. Ese día, por tratarse de una fecha festiva, había poco movimiento en el edificio. El agente, que estaba de guardia, en un momento se habría acercado a la detenida y tras intimidarla, la habría abusado sexualmente.

Luego habría vuelto a amenazarla, esta vez de diferentes maneras. Primero, y aprovechando que conocía su situación personal, le habría dicho que sus hijos corrían peligro si a ella se le ocurría ir a la Justicia para exponer la situación. Luego le advirtió que nunca saldría en libertad y le aseguró que le diría a sus colegas penitenciarios que los alimentos que su familia le enviara nunca llegarían a sus manos.

A pesar de las intimidaciones, la mujer denunció lo padecido y la Justicia actuó. El hombre fue imputado y detenido. El fiscal lo acusó por el delito de abuso sexual agravado por el hecho de haber sido cometido por personal perteneciente a las fuerzas de seguridad, que prevé penas de hasta 10 años de prisión.

Asimismo, a la víctima le otorgaron la prisión domiciliaria hasta que la investigación avance. De acuerdo a la Justicia "es esencial preservar la integridad física y psicológica de la víctima del hecho", razón por la cual recibió el beneficio.

Mientras tanto, la defensa del agente solicitó el mismo beneficio para su cliente. El abogado sostuvo que el hombre tiene un domicilio fijo, vive con su esposa y su hijo de un año, y no cuenta con antecedentes. Este pedido fue denegado debido a que para los Cámara Federal de Mendoza podría entorpecer la investigación. Esto debido a que el hombre podría ejercer presión o intimidación con sus compañeros de trabajo y de esta manera condicionar sus testimonios.

La Justicia continúa con la investigación.

FUENTE: MDZ ON LINE

Te puede interesar