La Bomba tucumana confesó que llegó a sentir miedo de su ex

Argentina 20/03/2021 Por Luján 365
La cantante dio detalles desconocidos de la separación de su última pareja. "Me tuve que ir con lo puesto de mi propia casa porque no tenía manera de sacarlo".
f800x450-11468_62914_5050

Guia24-720x270

Separada desde hace más de dos años de Sebastián Escacena, la Bomba tucumana empezó a contar poco a poco, el calvario que vivió a su lado. En 'Nosotros a la mañana' se animó a detallar algunas de las situaciones que pasó y que hoy entiende que no debió haber permitido.

"Yo me iba de mi propia casa para no verlo porque no tenía manera de sacarlo. Era mi casa, la que me compré con 40 años de laburo.... no tenía vida y no me daba cuenta. Me daba vergüenza... tenía miedo", contó.

Según explicó, su ex -que tiene 24 años menos que la Bomba- había montado una estrategia por la que fue cerrando su círculo íntimo. "En 7 años de relación, no podía ir sola a ningún lado y muchas veces me quedaba quieta por temor a que me hiciera cualquier cosa... temí que me mate".

"Yo me iba de gira y él venía conmigo porque no quería que fuera sola. Yo aceptaba y muchas veces tenía problemas con mis músicos porque no lo querían, de hecho nadie lo quiere. Dios me ayudó a salir del lugar en el que estaba. Me empecé a dar cuenta de quién era mi ex cuando vine a Buenos Aires a trabajar".

En tren de confesiones, relató: "Para que se den una idea, yo me vine de Tucumán a trabajar y no volví, ya no teníamos una relación pero no había manera de sacarlo de mi casa. Yo llegué a dar vueltas para no tener que ir ahí. Me subía con una valijita a un micro en Retiro y me iba a cualquier parte, me la pasaba dando vueltas para no aparecer en mi propia casa".

Al final, alentó a otras mujeres que pueden estar atravesando alguna situación similar para que se permitan salir. "Yo fui una niña muy humilde, golpeada. No tengo recuerdos lindos de mi niñez, sólo de la violencia de mi padre que era golpeador pero salí adelante y logré ser alguien".

En una entrevista en la Revista Pronto en 2017, la Bomba había contado detalles del calvario que vivió de chica: "Papá no tengo y para mí nunca tuve. Somos seis hermanos: Olga, Graciela, Julia, Valentín, Liliana y yo soy la menor. Llevamos su apellido pero no tuve papá. Era golpeador, trabajaba en la policía. Tengo recuerdos vagos, muy feos, insuperables. Nos golpeaba con un látigo trenzado que tenía o con el cinto de la hebilla de bronce. Murió a los 42 años, en un enfrentamiento con la subversión en Tucumán, en el ‘75. Pero hacía tiempo que no lo veía. Mi mamá se escapó de mi casa y hubo un tiempo en el que creía que no tenía mamá y andábamos en la calle. Una infancia muy fea tuve. Mi papá, que se llamaba Ramón Valentín Jiménez, llevaba a casa una mujer un día, a otra mujer al otro. Cuando lo veíamos llegar, cerrábamos todo y nos quedábamos quietitos, con pánico. Yo tendría tres años y recuerdo que me ponía de rodillas en el maíz, como castigo pero no sé de qué".

FUENTE: REVISTA PRONTO

Te puede interesar

Recibir noticias de LUJAN365 por email