Se vienen cambios para los créditos hipotecarios UVA

Argentina 14 de septiembre de 2020 Por Melina Manfredi para Iprofesional
Eduardo Hecker, presidente de Banco Nación, aseguró que están evaluando una solución para los créditos hipotecarios UVA aunque resta la definición final
503244

MMV_720x270

El titular del Banco Nación, Eduardo Hecker, dialogó con el portal iProfesional sobre la política crediticia de apoyo a las pymes, la situación cambiaria, el problema de los hipotecados UVA y los beneficios del acuerdo con los acreedores, que considera "un éxito fenomenal". 

-¿Cómo encontraron el banco al llegar? 
-Con diversos problemas. Algunos más notables, como el de Vicentín, que es el más resonante. Y otros menos conocidos pero que para mí son de enorme trascendencia, como que cuando uno miraba el Patrimonio Neto del banco a diciembre de 2019 era un poco más de la mitad de lo que era en diciembre de 2015. En 4 años, el Patrimonio en términos reales cayó prácticamente a la mitad. También encontramos un banco un poco desenfocado de la política de dar crédito a las pymes.

-¿Qué hicieron para remediarlo?
-Una de las primeras cosas que hicimos fue recuperar niveles de liquidez, donde el Banco tenía problemas importantes. Trabajamos sobre mejorar los niveles de solvencia y felizmente hemos logrado buenos resultados. Además, reenfocamos la política crediticia al segmento de las pymes en particular. 

-Mencionaba el tema Vicentin, ¿cuál es el objetivo que persigue el Nación? 
-Es una situación realmente comprometida porque implica un monto importante. Son u$s300.000 millones. Al tipo de cambio del momento en el que llegamos, eran $18.000 millones. El punto esencial del Banco Nación es recuperar el dinero porque es patrimonio colectivo. Hay un derecho a la propiedad de los ciudadanos de la Argentina que está lesionado porque vieron defraudados sus bienes, su patrimonio. ¿Para qué? Para hacer lo que el banco público tiene que hacer, que es dar crédito a las empresas para mejorar las condiciones de producción, de inversión, generar empleo, dar crédito a las personas que lo necesitan. Necesitamos ese dinero para dar crédito y cumplir con el rol del banco público. Ese es el objetivo fundamental. 


-¿Cómo volvieron a poner el foco en las pymes?
-Cuando nosotros llegamos nos enfocamos en lo que nos parecía lo más urgente, que era dar créditos a plazos relativamente cortos para recomponer capital de trabajo. Al poco tiempo de llegar, empezó el aislamiento y todas las medidas que hubo que tomar. Las primeras líneas tuvieron que ver con reforzar la capacidad crediticia de capital de trabajo y dispusimos un monto global de $73.500 millones, de los cuales desde fines de marzo llevamos ejecutados cerca de $50.000 millones. Creo que vamos a cumplir con el objetivo anual antes de fin de año y vamos a reforzar consecuentemente con nuevos cupos. 

-¿Qué líneas forman parte de ese monto?
-Esas líneas incluyen las que, junto con el Gobierno Nacional, tuvieron garantía de Fogar; también lanzamos nuestras propias líneas para capital de trabajo, con adecuaciones y baja de tasas al 24%; redujimos también la tasa de la línea de prefinanciación de exportaciones en dólares; y hace dos semanas relanzamos las líneas para inversión a 10 años. 

-¿Hay empresas que estén pensando en invertir? 
-Estamos viendo que hay empresas que todavía están en una situación muy comprometida por el aislamiento, que necesitan el apoyo del Banco y las seguimos asistiendo. También hay empresas que empiezan a salir y necesitan capital de trabajo para que ese proceso productivo se reencamine. Finalmente, la idea del financiamiento de largo plazo, con las líneas de inversión, es porque hay ciertos sectores y empresas que empiezan a tener esas necesidades. No diría que es algo generalizado pero uno empieza a ver que hay empresas que requieren un poco más que capital de trabajo. 

-En medio de la crisis, ¿cómo viene la mora, sobre todo en empresas? 
-Todavía estamos en una etapa temprana. Hasta aquí, los números que conozco no me alarman ni me preocupan. Tenemos que ver cómo sigue la situación una vez que los períodos excepcionales empiecen a quedar atrás. Es probable que haya algunas empresas que tengan algunas dificultades. No obstante, hicimos un enorme fraccionamiento del crédito. Esto es, de los préstamos que dio Banco Nación desde fines de marzo, y que son a empresas que quizá enfrenten algunas dificultades, el crédito promedio es de algo más de $2 millones. Hemos fraccionado mucho el crédito y eso también muestra una vocación de atender a las pymes.


-¿Tuvieron problemas para abastecer la creciente demanda de dólares? ¿Qué opinión tiene sobre el tema?
-No hubo problemas para abastecer. Nos pasa lo mismo que a todo el sistema, hubo mayor demanda del cupo de u$s200 por mes. Como economista, y desde el punto de vista de la política pública, no es una noticia alentadora que la gente demande dólares, que siempre en Argentina son el bien más escaso. El talón de Aquiles de la Argentina siempre fue la restricción externa y la falta de dólares. Es cierto que mucha gente compra dólares para atesorar, para cubrirse, porque todavía tenemos y heredamos una tasa de inflación alta e inestabilidad. Por supuesto, no es lo mejor para el país. Lo mejor sería que el ahorro se transforme en inversión y nuevas capacidades productivas. Hacia eso vamos. 

-A fin de este mes se vence el congelamiento de préstamos UVA, ¿se está analizando alguna prórroga o facilidad?
-Estamos evaluando cómo salir de estos congelamientos. En el caso de los hipotecarios UVA, hubo una convocatoria de Jefatura de Gabinete al Banco Central, el Ministerio de Economía, el de Hábitat y Vivienda y a los dos bancos más grandes del sistema, que son Nación y Provincia. Estamos trabajando en una nueva perspectiva para el sector. 

-¿La fórmula Hogar, que se aplica en los nuevos Pro.Cre.Ar, podría reemplazar al ajuste UVA?
-Todavía no está definido. 

-También hubo y hay refinanciaciones para tarjetas de crédito que generaron mucha confusión. ¿Funcionaron bien o hubo problemas? 
-Hay mucha confusión con eso. Creo que se aclararon algunos puntos. El tema de la tasa de interés fue necesario aclararlo. Estos temas son muy importantes porque generan incertidumbre y temores en la gente. Hubo un esquema al que tal vez algunos no prestaron atención. Estaremos corrigiendo y atendiendo los casos que requieran una atención especial. 

-Hace unos días lanzaron la billetera digital, que servirá también para atender a los beneficiarios del IFE...
-Sí, lanzamos BNA+, la billetera electrónica del Banco Nación. No es sólo para los beneficiarios del IFE sino para todos los que operan o quieran operar en el banco. Fue un hito tecnológico para el Banco. 

-¿Se pusieron algún objetivo con BNA+?
-Banco Nación tiene unos 10 millones de clientes. Sólo debido al IFE, en dos o tres semanas se sumaron al Banco 1.300.000 personas. Es un banco que tiene un impacto muy grande. No nos pusimos un objetivo de largo plazo en cuanto a BNA+ pero enfocamos que en una primera etapa teníamos que tener por lo menos 2 millones de cuentas operando allí. Y en las primeras 48 horas, hubo 40.000 descargas de la aplicación. Igualmente estamos haciendo un ingreso suave. Esta primera etapa fue muy satisfactoria y más adelante empezaremos a hacer publicidad para darle mayor difusión. 

-¿El acuerdo por la deuda puede ayudar a que ingresen dólares y se aclare la incertidumbre? 
-Sin dudas. El acuerdo, tanto para la deuda con legislación extranjera como local, es extraordinario e histórico por los niveles de adhesión, por el impacto que va a tener en la economía, por la certidumbre que brinda y porque cambia el funcionamiento de este segmento de la economía. En lugar de ir a un proceso de endeudamiento cada vez mayor, vamos a un proceso de desendeudamiento. Me parece que va a tener un impacto muy fuerte no solamente en el sector público sino también en el privado porque va a significar una caída gradual en la tasa de interés para tomar financiamiento internacional. Y también porque implica una previsibilidad para el manejo fiscal del sector público, desde ahora y por muchos años. Es uno de los hechos más importantes que se han producido en la economía en los últimos 5 años. Me parece que, por su alcance y el éxito logrado, es histórico.

FUENTE: IPROFESIONAL

Recibir noticias de LUJAN365 por email