La nueva Inglaterra y su variedad de recursos para soñar a lo grande.

Deportes 07/07/2018 Por Edgardo Montivero
Le ganó a Suecia por 2 a 0 y se metió en las semifinales de un Mundial después de 28 años.
suecia

LujanContinuidad_720x270-01

Ya sin sudamericanos y casi vacío de las estrellas que iluminan el planeta futbolero, este “Mundial a la europea” también impulsa a las semifinales a Inglaterra, a una selección que no invita a ser mirada, pero que paso a paso avanza con diversos recursos.

Una de sus fortalezas es la capacidad para explotar las jugadas con pelota detenida. Así, por ejemplo, puede quebrar a un rival como Suecia, que se basaba en sus virtudes para evitar sorpresas.

Dos goles de cabeza le dieron la victoria a Inglaterra frente a Suecia por los cuartos de final de la Copa del Mundo. Maguire cabeceó a la salida de un corner para vencer al arquero Olsen, a los 30 minutos de partido, y a los 13 del complemento, un frentazo de Dele Alli coronó una gran jugada. De esta manera, los ingleses llegan a su primera semifinal desde Italia 90.

El partido había arrancado en Samara con ambos equipos estudiándose el uno al otro. De a poco, los británicos inclinaron la cancha y se acercaron cada vez más al arco rival. Ambos llegaron con una derrota en su haber a esta instancia. Los suecos ganaron su grupo pero cayeron con Alemania en la última jugada, y luego batieron a Suiza en octavos. Por su parte, los ingleses resignaron el primer lugar de su grupo al caer con Bélgica y el martes pasado eliminaron por penales a Colombia.

Los británicos asentaron su triunfo en un gran partido, en el que sólo faltó que marcara su capitán, Harry Kane, máximo artillero del torneo con seis tantos hasta el momento. El arquero Pickford se convirtió en un pilar clave para que los suecos no descontaran.

El martes, Francia y Bélgica jugarán la primera semifinal. Al día siguiente chocarán el ganador de este encuentro con quien se imponga en el duelo de Rusia y Croacia, que jugarán desde las 15.

Te puede interesar