Chio, el hijo de Gilda, recordó el accidente en el que murió su mamá

Argentina 31/10/2022 Por Luján 365
El músico, que hoy tiene 34 años, fue el único de la familia que se salvó en ese accidente en el que perdió a su madre, su hermana y a su abuela.
f960x540-72838_146913_0

BANNER LUJAN

El 7 septiembre de 1996, Gilda, una de las artistas más populares del país, tuvo un accidente en la ruta y falleció en el acto. En ese micro, iba su banda, porque estaba en medio de una gira, y parte de su familia. Uno de los que se salvó fue Fabricio Cagnin–hoy se hace llamar artísticamente Chio-, que por entonces tenía 8 años.

En este episodio, además de perder a su madre, también murieron su hermana Mariel, que tenía 11, y su abuela Tita. Hoy, con 34 años, el joven pasó por PH, Podemos hablar, y contó cómo vivió ese viaje, lo que atravesó el día del siniestro que le cambió la vida para siempre. “Tengo ese recuerdo todavía vivo”, comenzó.

Luego, agregó: “Empezar el día celebrando, porque íbamos a viajar, y te dicen ‘vamos que hay pileta, el hotel…’. Yo tenía 8 años, mi hermana 11, esa fecha me marcó, ese nene quedó atrapado ahí y salió otro que tuvo que adaptarse a la realidad, porque es un golpe muy grande”.

Enseguida contó sobre su cambio de vida, lo que afrontó: “Me fui a vivir con mi papá, con mi abuelo…era otra vida, otro trato…con amor, pero no tan cariñoso, como que las mujeres son más de contener”.

Tras ese repaso, volvió a retomar cómo fue ese viaje fatídico: “Subí al micro, elegimos el asiento con mi hermana…esos micros tienen filas cortas de asientos, son cinco y atrás camas. Elegí el tercer asiento y me quedé con mi hermana, nos dormimos, y en un momento abrí los ojos y estaba solo en el micro. Miro y la vi a ella con mi mamá charlando y sentí muchas ganas de ir con ellas, pero no sé por qué me quedé”.

THE ROXY BANNER 
“Fue cerrar los ojos de vuelta para dormir y despertarte en un lugar que no reconoces. Es inexplicable; otros olores, otros sonidos, te marca para siempre. Lo bueno es que, el mensaje final, es mi presente.

El cambio que tuvo que hacer

“Negué a Gilda por muchos años, porque me traía dolor, volver a presenciar lo que había visto. Me costaba mucho y no me podía escapar. Yo estaba en un club, festejando fin de año, entrega de premios, y aparecía (una canción) de Gilda, y eso me traía a la realidad”, dijo Chio sobre lo que afrontó años después.

Y continuó: “Yo me escapé del dolor. Pensé que negando y avanzando, iba a llegar a un lugar, y no llegaba a ningún lado porque eso te arrastra siempre. En la adolescencia, no me olvido más: salgo de un baño y de repente No es mi despedida, y me costaba un montón y me iba del boliche”.

Por otro lado, recordó que no le contaba a nadie que era el hijo de Gilda. Incluso, dijo que hay mucha gente que se está enterando ahora. “A Brenda, mi pareja, no le conté tampoco. Se enteró al año, que estamos festejando el año de novios y me llama mi viejo, que había tenido un ACV, me fui, al rato ella me empezó a llamar, a decirme si no tenía familia, ella pensaba que mi mamá estaba presa, en un psiquiátrico, algo que a mí me avergonzaba…”.

Tras eso, su pareja se enteró cuando viajó a la casa de una amiga, en Mar del Plata, porque su tía era fanática de Gilda. “La señora tenía muchas revistas de ella, se puso a verlas, vio a ese nene –Fabricio Cagnin-, con la cicatriz, se dio cuenta y me llamó al toque para preguntarme y le dije que sí. Eso fue un alivio para mí”.

Fuente: Revista Pronto

coinpayu

Te puede interesar