"Es imposible apagar el fuego, va por donde quiere"

Argentina 20/02/2022 Por Luján 365
Así lo expresó el gobernador de Corrientes quien además indicó que ya se quemaron más de 785 mil hectáreas y que sólo la naturaleza podrá frenar el desastre
corrientes3
Incendios en Corrientes

BANNER LUJAN

La situación en Corrientes continúa siendo extrema y los incendios no dan tregua. Este sábado, el gobernador Gustavo Valdés declaró a la provincia como "zona de catástrofe ecológica y ambiental" y dio fuertes declaraciones sobre el panorama.

El funcionario admitió que los operativos no van a lograr contener los incendios y que el objetivo es "tratar de direccionar el fuego", de acuerdo con sus declaraciones a Radio Mitre.

"Es imposible apagar el fuego, va por donde quiere y es muy difícil hasta incluso direccionarlo; salta de a 100 metros y cruza las rutas como si nada. Los medios que podamos llegar a tener son insuficientes", indicó el gobernador.

A su vez aseguró que "al principio costó mucho generar la ayuda nacional", pero no quiso "polemizar" con cuestiones políticas. Con una fuerte preocupación, afirmó que "lo único que puede parar esto es la misma naturaleza. Esperemos que el pronóstico no se equivoque".

La realidad es que los bomberos, brigadistas y el Ejército no dan abasto. El propio Valdés informó que ya se quemaron 785.238 hectáreas, o sea un 9% de la superficie del territorio provincial. Además, un estudio indicó que se pierden 30.000 hectáreas por día.

En las redes incluso se vio a un maestro intentando salvar una escuela que estaba siendo alcanzada por las llamas.

Focos de incendio, daños y preocupación
Actualmente hay 17 focos de incendio en toda la provincia y son más de 2.600 bomberos y brigadistas los que trabajan para combatirlos, según indicó Valdés en conferencia de prensa. A su vez participan "10 aviones hidrantes, 5 helicópteros, camiones cisterna y 97 cuadrillas privadas".

El dirigente provincial resaltó que "el daño en la flora y la fauna es importantísimo", como se ha podido ver en las redes con videos y fotos de animales quemados y huyendo de la zona. Por tal motivo, el gobernador lamentó la pérdida de tantos animales autóctonos en todos los esteros del Iberá.

Sin embargo, tiene la esperanza de que las lluvias pronosticadas para este fin de semana puedan "mitigar" la catástrofe. Por su parte el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, viajó en helicóptero y cuestionó que "todos critican pero acá no vi a nadie".

FUENTE: EL CIUDADANO

coinpayu

Te puede interesar