Las 3 claves que explican el fracaso del kirchnerismo en todo el país

Política 13/09/2021 Por Luján 365
El resultado sorprendió de mala manera al Gobierno nacional pero existían factores que permitían anticipar que esto podría ocurrir.
elecciones-urna-voto.jpg_258117318

BANNER 2

OlivosGate: no hay dudas de que el factor X de la elección fue la fotografía que se viralizó del cumpleaños de Fabiola Yañez en la Quinta de Olivos. Para entender el impacto es necesario recordar lo duro que fue el año 2020 para los argentinos. Comercios que cerraron sus persianas durante meses, familias que vieron sus ingresos recortados y sumado al impacto que generó en las familias el no poder salir de casa y estar lejos de sus seres queridos. Pero sobre todo, el dolor de aquellos que perdieron a familiares y no pudieron despedirlos. Ese coctel de emociones explotó al ver que en julio del 2020, en medio de la lucha que se estaba dando desde la sociedad contra el coronavirus, el presidente y su mujer celebraron un cumpleaños violando las restricciones que el mismo Alberto Fernández dispuso y exigía cumplir.  

Vacunatorio VIP: otro hecho que fue gravitante se registró a principios de año. A diferencia del OlivosGate no estaba tan fresco en la memoria colectiva el último domingo, pero simboliza otro de los contratiempos que afectaron al gobierno nacional: la vacunación. Desde fines del 2020 la Casa Rosada se encargó de generar expectativas en torno a la vacunación y luego los contratos se cayeron y las vacunas llegaron a cuentagotas. La épica le terminó jugando en contra al presidente Alberto Fernández y millones de argentinos esperaron durante meses la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V. A eso se sumó el escándalo que le costó el cargo a Ginés González García por vacunar a allegados salteando los parámetros que había fijado el Ejecutivo. Sin dudas, eso también afectó a la gestión y repercutió en las urnas. 

Ilusión perdida: un factor difícil de medir tiene que ver con el desgaste que el Frente de Todos sufrió desde diciembre del 2019 a la fecha. La jugada magistral que catapultó a Alberto Fernández al poder fue mostrarse como una versión superadora del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Se generó una ilusión de que el gobierno de Alberto Fernández, con Cristina como vicepresidenta, vendría a terminar con la grieta mostrando un peronismo renovado. Tanto Alberto Fernández como Sergio Massa habían sido muy críticos del kirchnerismo y el hecho de que todos se juntaran para formar un frente generaba una suerte de esperanza que se fue diluyendo con el tiempo. A lo largo de estos dos años el gobierno de Alberto Fernández fue perdiendo brillo y cada vez fue más evidente el poder que tienen puertas adentro la vicepresidenta y su hijo Máximo Kirchner. Si bien ambos cuentan con un amplio sector de la ciudadanía que los acompaña en cada elección, la "kirchnerización" de Alberto Fernández desencantó a parte de su electorado.

FUENTE: MDZ ON LINE

Te puede interesar