Argentina sin hambre: el plan que lanzará Alberto Fernández

Argentina 04 de octubre de 2019 Por
El candidato del Frente de Todos convocará a empresarios, la Iglesia y movimientos sociales.
fernandez curas

El próximo lunes el candidato a presidente del Frente de Todos presentará un Plan Alimentario al que llamó "Argentina sin hambre". No es un plan contra la pobreza, como la promesa de Mauricio Macri en 2015, sino un plan contra el hambre, según anuncian. En paralelo habrá otros planes, uno de vivienda y otro de empleo, que se presentarán más adelante.

"Un presidente solo no saca a la Argentina del hambre", se le oyó decir reiteradas veces además de la paradoja que señala entre un país productor de alimentos y una parte de la población sin comida.

Fernández quiere mostrar que el tema será prioridad en su agenda si es electo presidente. Y que el soporte del plan necesitará la colaboración de empresarios, el aporte de científicos del Conicet y de Universidades, de los productores, de toda la cadena comercial, de los sindicalistas y de los formadores de precios.

Incluye la propuesta la llamada Ley de Góndolas y la posibilidad de que tanto los grandes productores como aquellos que integran la llamada producción familiar, puedan valorizar su trabajo y participar del esquema. Que los productos de la canasta básica sean accesibles será parte de la idea, claro que para aquellos que los puedan pagar. Lo más urgente, en la línea de la Emergencia Alimentaria que votó el Congreso, es que se garantice el acceso a la alimentación a aquellos que están bajo la línea de pobreza y que hoy son asistidos por comedores, merenderos y organizaciones sociales.

Fernández habló de la pobreza y del hambre el sábado pasado en un desayuno con Marcelo Tinelli y con Matías Lammens, como lo habló antes con un grupo de curas villeros (foto) en el Santuario de San Cayetano. Tinelli escuchó con atención al candidato presidencial, pero adelantó que no podrá participar del lanzamiento debido a que estará de viaje afuera de Buenos Aires.

Desde su equipo armaron una lista para incluir a todos los que tienen algo que ver con el tema, porque lo sufren, porque lo trabajan o porque han reclamado una solución. La intención sería sumar a todos los sectores sociales, aunque se presume que, por ser un acto en plena campaña, podría haber quienes esquiven por ahora el convite y otros que acepten conversar pero en ámbitos más institucionales.

También la Iglesia será convocada, tanto evangélicos como católicos, entre ellos los representantes de Cáritas, los curas villeros y los obispos nombrados por el Papa Francisco.

Argentina tiene hoy, dicen en los equipos del Frente de Todos, "quince millones de personas con inseguridad alimentaria". Es el concepto que utilizan para definir no sólo a quienes no tienen qué comer sino a quienes comen salteado y no tienen garantizada la comida del día siguiente, además de aquellos que comen mal.

Se lo dijo Fernández a Daniel Funes de Rioja, presidente de la Copal (Coordinadora de Productos Alimenticios) y a todos los industriales que lo recibieron en la UIA. Funes de Rioja habló de la caída de ventas de alimentos en un 50%. Fernández retrucó con el bajo consumo de leche.

Fuente: Infobae

Boletín de noticias