"Nos dejan tierra arrasada, pero no me quejo"

Política 29 de septiembre de 2019 Por
En un acto muy fervoroso, el candidato Alberto Fernández criticó duramente la gestión de Macri y habló de la reconstrucción que se viene.
alberto-20foto-20telam-0

El precandidato a presidente llegó a la provincia norteña por primera vez en la campaña y habló ante un estadio colmado con más de 8 mil personas. Otra vez pidió por la unidad de los argentinos y arremetió contra las políticas económicas del macrismo.

El termómetro marcaba 32 grados cuando Alberto Fernández ingresó al escenario montado en el estadio Delmi de la ciudad de Salta, acompañando por el precandidato a gobernador Sergio Leavy y el gobernador tucumano, Juan Manzur.

El calor sofocante sin embargo no aplacó a la gente que explotó al verlo, al extremo que tuvo que pedir varias veces silencio para poder arrancar con su discurso.

“Vengo recorriendo el país, en todas sus las latitudes y en todos los lugares donde estoy, recibo las mismas necesidades de todos los argentinos, la gente demanda salir de este estado deplorable en el que está la Argentina. En cuatro años han sumergido en la pobreza a millones de argentinos, han dejado sin trabajo a ciento de miles de argentinos, cerraron empresas en toda la patria y hoy el presidente Macri se da cuenta que esto no puede pasar. No prometa ahora presidente cosas que antes no pudo cumplir”, fueron sus primeras palabras.

Alberto Fernández originalmente tenía previsto llegar a Salta dentro de un par de semanas, luego de las elecciones primarias provinciales del próximo domingo y de cara a las Generales nacionales a fines de octubre.

Sin embargo la repentina cancelación de la visita de Cristina Fernández que iba a presentar ayer su libro “Sinceramente” en Salta, en ese mismo estadio, y en virtud de la buena sintonía entre el candidato presidencial y Leavy, activó a último momento este acto que sirvió como un espaldarazo al salteño en el tramo final de la campaña, que lo tiene peleando la interna con el actual vicegobernador Miguel Isa.

Al respecto Fernández celebró encontrar al peronismo salteño unido “como ocurrió en todo el país”, “el mayor pecado que podemos cometer es dividirnos para dejar que los que siempre arruinaron la vida de los que menos tienen vuelvan a llegar al poder”, agregó.

“Lo que nos dejan es realmente tierra arrasada. No me voy a quejar de la herencia que voy a recibir porque la conozco, se que voy a manejar una Argentina que gobernaron ladrones de guantes blancos que le dieron a sus amigos empresarios los mejores negocios de la Argentina y que pagamos todos los argentinos”, enfatizó.

“Vinieron a terminar con el cepo y nos dejan el cepo, vinieron a terminar con el default y nos dejan en default, vinieron a llenar las reservas y se van con las reservas vacías, vinieron a acabar con la inflación y dejan el doble de inflación”, repasó Fernández sobre el gobierno de Macri.

“Les propongo que de una vez por todas entendamos que debemos unir a la sociedad para enfrentar los desafíos. Les propongo un acuerdo del que participen los que trabajan, los empresarios, los que tengamos que gobernar el estado para que podamos hacer una argentina distinta. No puede ser que en el siglo 21, el mismo país que se jacta de dar de comer a 400 millones de habitantes en el mundo no pueda acabar con el hambre de los 15 millones de argentinos pobres. Vamos a hacer todos juntos, una sociedad que se planta frente al hambre de los otros”, propuso Alberto.

“Cuando digo que los jubilados van a tener medicamentos gratis hay quienes se ponen nerviosos, preguntan quien lo va a pagar. Los argentinos los vamos a pagar porque vamos a dejar de pagar la usura”, desafió en medio de aplausos el candidato a presidente, haciendo hincapié en una de sus promesa de campaña

Fuente: Página 12

Boletín de noticias