Para Moody's "el default ya está" y sólo hay que ver en qué condiciones lo quiere hacer el próximo Gobierno

Economía 27 de septiembre de 2019 Por
Expertos de la calificadora de riesgo advirtieron que con el cambio de Gobierno la calificación de la deuda argentina puede bajar
88389196-6993-443f-9506-8f0623f1491f

Argentina va a tener necesidad de volver a los mercados para refinanciarse" porque "damos por sentado que también se va a reestructurar deuda de mediano y largo plazo", advirtió el director regional para América Latina de la consultora Moody's, Martín Fernández Romero, este jueves luego de que el director interino del Fondo Monetario Internacional (FMI), David Lipton, admitiera que el organismo no hará el desembolso de los u$s5.400 millones que esperaba el gobierno de Mauricio Macri antes de las elecciones presidenciales de octubre.

En la conferencia denominada Inside LatAm 2019, realizada por la calificadora de riesgo en el hotel Four Season de Buenos Aires, a la que asistió iProfesional, también habló Gabriel Torres, vice presidente y analista senior de crédito de deuda soverana de de Moody´s Investors Service, que consideró que para el mercado internacional el "default de Argentina ya está, lo que falta ver ahora es en qué condiciones lo quiere hacer el próximo gobierno".

Según sus palabras, "no pagar el dinero acordado en los términos y plazos establecidos es default, ese es el escenario base que tenemos y a lo que algunos también llaman reperfilamiento de la deuda".

A su vez, para Torres existe "poca posibilidad" que los acreedores negocien con el actual gobierno de Cambiemos, debido a que el que realmente les deberá pagar será la gestión que comienza el 10 de diciembre, por ende, los tenedores de papeles argentinos preferirán esperar a saber qué es lo que decide el Presidente que asuma, como por ejemplo conocer el tipo de quita que sufrirán los títulos y las condiciones de cancelación de deuda que se establezcan.

Respecto a las posibilidades que tiene Argentina de pagar sus compromisos, este vocero de Moody´s detalló que "no sirve ahora analizar los números", que son consistentes para pagar la deuda, debido a que el problema de volatilidad financiera que sufre el país se debe principalmente al factor político, tanto por la sorpresa que le generó al mercado la contundente victoria del opositor Alberto Fernández en las PASO como por la decisión del actual gobierno de reestructurar el pago de los vencimientos de los títulos de corto plazo.

Igualmente, Torres aclaró que ningún país del mundo paga su deuda con efectivo porque "lo importante no es lo que se debe, sino que se tenga acceso al mercado internacional de crédito y que se confíe en el país".

¿Cómo se sale del default entonces? El experto consideró que ve una salida más parecida a la que tuvo Uruguay en el 2003, donde se reprogramaron los pagos a largo plazo de forma ordenada, y no a la que tuvo Argentina a fines de 2002, donde se cerró prácticamente a los mercados del mundo. "Ahora las condiciones económicas del país e internacionales son totalmente diferentes a esa época, y no se puede" dar el lujo de aislarse del planeta.

En ese sentido, estimó que el equipo de Alberto Fernández "debe estar trabajando" en armar un plan, y completó que la próxima gestión tiene a su favor que cuenta con todos los datos claros y al alcance de lo que el Estado está debiendo. Algo diferente a lo que le ocurrió a Mauricio Macri cuando asumió, donde las estadísticas del INDEC de ese entonces no reflejaban la realidad.

En este tema, iProfesional le preguntó a Torres si se podría llegar a una situación de default completo, a lo que el experto respondió: "Lo veo más difícil pero no imposible, más allá que creo que no es el interés del próximo gobierno de llegar a eso porque la situación económica que va a enfrentar es muy diferente a la que tuvo Néstor Kirchner, porque ahora no tiene recursos".

Para conseguir esos fondos necesarios, indicó que Argentina deberá volver a financiarse en las plazas internacionales. "Los mercados se caracterizan por tener memoria corta, quiere decir que si viene un nuevo gobierno, pide algo más de tiempo para el pago y la pérdida para el valor de los bonos no es tan grande como se esperaba en un comienzo, sino que resulta inferior, el valor de los títulos públicos incluso pueden subir en esa instancia. Para los inversores no es lo ideal, pero es mejor a lo que se tenía hasta ahora", dijo a iProfesional.

Y agregó: "Cuanto más market friendly sos, más rápido resolvés los problemas".

También pidió políticas macroeconómicas consistentes, como priorizar la estabilidad fiscal, impulsa un Banco Central independiente, tiene como objetivo bajar la inflación, y "no volver al INDEC al que no se le podía creer", para salir de la crisis.

Para este analista, Moody´s espera un tipo de cambio en Argentina de $60 para fin de año y de $85 para diciembre del 2020. En cuanto a este tema y a las últimas medidas del Gobierno, calificó que "los cepos nunca funcionaron ya que no resuelven los problemas de fondo, por lo que la gente va a buscar mecanismos para llevarse los dólares".

A su entender, lo peor que tiene este país es que los "shocks no terminan de sucederse desde el año pasado al presente, aunque se espera que para 2020 debería estabilizarse la situación económica".

En cuanto a la inflación, Torres pronosticó que para el año 2020 el escenario que se presenta indica que habrá un incremento de precios de 40%, aunque agregó que "no está descartado que haya una hiperinflación, pero las chances de que ocurra son pocas".

Calificación para Argentina
Por su parte, Fernández Romero proyectó una caída en la actividad económica del 2,5% entre 2019 y 2020, para acotar que recien podría verse una mejoría en el cuarto trimestre del próximo año.

Respecto a la calificación soberana Argentina, indicó este último analista que para Moody´s hoy es Caa2 pero "con revisión a la baja". Esto significa que entre los posibles 21 escalones o grados en el que se califican las deudas, "Argentina está en el puesto 18".

Para tener una idea, la "nota Caa2 significa que se estima que la pérdida de la inversión no será más de 20%. Pero entre diciembre y marzo, con el cambio de Gobierno, puede cambiar a la baja", agregó Fernández Romero, más allá que contó que Argentina nunca en su historia estuvo cerca de estar considerada con la nota de "grado de inversión". Es decir, lo mejor que estuvo calificada fue en el escalón 13 (de 21 como "peor" calificación máxima), al llegar a "Ba3".

"Esto se debe por la volatilidad del país. Argentina debe tener mercado y moneda estables en el tiempo", agregó este analista.

Y describió que son cuatro las grandes áreas que tienen en cuenta en la calificadora para estipular cómo puede desembocar la situación argentina, éstas son: "transición política; recesión; default y reestructuración; y nuevo acuerdo con el FMI".

A la vez detalló que el préstamo del FMI otorgado a la Argentina es de un total de u$s60.000 millones, y al respecto este organismo espera que "el próximo gobierno intentará extender los plazos de pago".

"El tema es que sí da más tiempo para pagar exigirá algo a cambio, como las reformas estructurales. ¿Aceptará eso el próximo gobierno?", se preguntó Fernández Romero.

Por lo pronto, opinó que para cualquier gobierno es preferible empezar su gestión con un tipo de cambio alto, pero "en Argentina eso dura poco por la inflación y los problemas de competitividad" que van "comiendo" esa ventaja cambiaria.

Fuente: Iprofesional

Boletín de noticias