En el Próvolo una testigo indicó que los abusos se producían en la panadería

Luján de Cuyo 31 de agosto de 2019 Por
La joven contó que muchas niñas eran llamadas por el cura Horacio Corbacho a la panadería, y luego volvían llorando.
provolo1(2)

Según informó Diario Jornada On Line, ayer viernes se desarrolló una nueva jornada por los presuntos abusos a niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de Luján. Durante la jornada de hoy una ex estudiante relató como algunas compañeras eran llamadas por el cura Horacio Corbacho, quien las llevaba a la panadería del predio y cuando regresaban "lo hacían llorando o con una conducta que llamaba la atención".

Allí la joven contó comportamientos extraños que notaba en sus compañeros, y que se condicen con las conductas de los menores que sufren abusos.

La estudiante, oriundo de San Luis, también detalló que una niña, de sólo 5 años, siempre se sentaba en la falda de Corbacho. Esa niña es la misma que otro testigo dijo que le habían puesto un paño para pararle un sangrado.

Durante otro pasaje de la declaración que brindó ante el Tribunal Colegiado Nº2, la joven indicó que vio como otros niños eran golpeados con cadenas. "A veces nos sacaban en la noche a trabajar con la zapa, o bañaban a los nenes con agua fría y yo trataba de ayudarlos", añadió.

Su hermano, también oriundo de San Luis, actualmente es transexual y fue abusado por el monaguillo Jorge Bordón, quien el año pasado admitió su culpabilidad y fue condenado por 11 hechos.

Actualmente, además del mencionado Corbacho, también están siendo juzgados el cura Nicola Corradi (83), y el ex jardinero Armando Gómez.

Fuente: Jornada On Line

Boletín de noticias