Conmovedora carta de una víctima del Próvolo: "Mendoza está viviendo uno de los juicios más escandalosos e indignantes"

Luján de Cuyo 27 de agosto de 2019 Por
La escribió Hernán Rausch, el primer denunciante del cura Justo José Ilarraz en Entre Ríos. En la misiva contó lo que le tocó vivir durante el juicio y se solidarizó con las víctimas de Mendoza.
provolor

Hernán Rausch, una de las víctimas y el primer denunciante del cura Justo José Ilarraz, condenado a 25 años de prisión por abuso de menores en Entre Ríos, afirmó hoy que "Mendoza vive uno de los juicios más escandalosos e indignantes", en una carta que escribió en apoyo a los niños abusados en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo.

"En estos días he revivido lo que es un juicio. La mezcla de ansiedad y miedo por transitar instancias que uno jamás imaginó, pero que sin dudas reafirma cada paso de la lucha que fuimos dando a través de las distintas apelaciones, planteos, en las trabas y desenlaces judiciales", comienza la misiva titulada "Animarse y lograr".

Y continúa: "Mendoza está viviendo y transcurriendo estas semanas uno de los juicios más escandalosos e indignantes, perpetuados por aquellos que debían haber velado por la integridad de las personas y más aún en el caso de niños y jóvenes hipoacúsicos".

La misiva cita además al papa Francisco, quien en varias ocasiones se dirigió a curas y obispos y les pidió "coraje" para luchar contra los abusos en el seno de la Iglesia.

"Esas son palabras que le caben en estos tiempos más a víctimas sobrevivientes que a los curas, porque con el silencio, algunos de ellos alimentan y se vuelven cómplices de esos hechos", aseguró Rausch.

Por último, el texto señala que la Iglesia "condena al inocente" y "lo carga de culpa y traición".

"La Iglesia, muchas veces, señala, sentencia y condena al inocente, sin conocer su sufrimiento, sin extenderle una mano, siempre tratando de justificarse en su acción, disparando y cargando con culpa y traición", denuncia.

Rausch pide además que se invierta la frase que alude a "los tiempos de la Justicia" y se transforme en "Justicia, ya es tiempo". "No se dejen amedrentar, adelante señores jueces, siempre se debe preferir la acción a la crítica", concluye

Fuente: Jornada On Line

Boletín de noticias