Una importante cadena de electrodomésticos está en crisis

Argentina 11 de junio de 2019 Por
Hace un par de horas la cadena de electrodomésticos Ribeiro le pidió al Gobierno nacional el procedimiento preventivo de crisis debido a problemas de índole económica.
000841363-img0389jpg

Es por ello que negociará con el Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio (SEOC) y el gremio de Camioneros para tratar de llegar a un acuerdo.

El mismo tratará sobre la posibilidad de realizar una reestructuración de la organización de la empresa con el objetivo de “reducir costos”. Ribeiro justificó la solicitud de este recurso después de hacer las presentaciones correspondientes en la Secretaría de Trabajo. Dijo entonces que se debe a la coyuntura económica actual.

Ésta se caracteriza por una fuerte recesión que paralizó la actividad económica y enfrió el consumo debido al aumento generalizado de los precios que atraviesa el país desde hace más de un año producto de una devaluación de más del 100% en doce meses. Sumado a la alta tasa de interés que encareció todo tipo de crédito.

En ese marco, la crisis se acentuó en el sector electrodomésticos, el cual, registra una caída de sus ventas en torno al 50%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC). Es por ello que este lunes la compañía envió una comunicación a sus inversores por medio de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Les informó que el ingreso al Procedimiento Preventivo de Crisis de Empresa (PPCE), más conocido simplemente como concurso preventivo de crisis, se realizó “con el fin de tomar una serie de medidas tendientes a adecuar y reestructurar diferentes estructuras internas de la empresa” de modo tal que pueda “optimizar sus recursos y reduciendo costos”.

Cabe recordar que el PPCE es el trámite al que recurren las compañías que se encuentran en problemas para intentar arribar a un acuerdo con los sindicatos y, de esta manera, readecuar su estructura de mano de obra frente a la proximidad de suspensiones y/o despidos con la finalidad de evitar el cierre de la empresa.

Este recurso está destinado a aquellas firmas que plantean afectar a un porcentaje determinado de su planta, el cual oscila entre el 5% y el 15% dependiendo del tamaño de la empresa. Ésta es luego sentada a la misma mesa de negociaciones junto con los gremialistas de esa rama laboral para acordar, de mínima, el poder evitar los despidos del personal, y de máxima, asegurar el pago de indemnizaciones.

Fuente: El Intransigente

Boletín de noticias