Personal penitenciario recibió una capacitación sobre derechos humanos

Mendoza 18 de mayo de 2019 Por
La jornada estuvo destinada al tratamiento de las reconocidas reglas Mandela y Bangkok, establecidas fundamentalmente para reflexionar sobre los propósitos de la cárcel y las condiciones en que los internos deben cumplir su pena.
cdd3b2e7-1823-475f-8f6f-3c3bb2ea0315

Autoridades de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación estuvieron presentes en la provincia y llevaron adelante una capacitación para personal penitenciario de los distintos complejos y unidades, con el objetivo de promover y garantizar en el ámbito carcelario los derechos de las personas.

El programa se enmarca en el plan de capacitación continua y actualización profesional del Servicio Penitenciario, destinado a conocer, mejorar y profesionalizar la calidad del sistema, que abarca todos los penales de la provincia.

En esta oportunidad, el tratamiento estuvo destinado a conocer la importancia que tienen las reglas Mandela y reglas Bangkok, para lograr que tanto los propósitos de la cárcel como las condiciones de detención se cumplan satisfactoriamente.

La capacitación estuvo a cargo del licenciado Matías Garrido y el doctor Javier Snaidas y tuvo lugar en Instituto de Formación Penitenciaria de la provincia y en los Tribunales de San Rafael.

Las reglas Mandela se rigen bajo principios fundamentales como la aplicación de forma imparcial y sin discriminación. Todas las personas alojadas en contextos de encierro serán tratados con el respeto que merecen su dignidad y su valor intrínseco en cuanto seres humanos, además de reducir al mínimo las diferencias entre la vida en prisión y la vida en libertad, teniendo en cuenta las necesidades individuales de los reclusos, en particular las de las categorías más vulnerables en el contexto penitenciario.

Por otra parte, las reglas Bangkok, surgen con la necesidad de que las autoridades políticas, legisladores, operadores del sistema de justicia penal y personal penitenciario elaboren sugerencias para mejorar las condiciones de las mujeres privadas de libertad.

En total, se trata de 70 reglas para todas las mujeres privadas de libertad, en espera de juicio o condena, a mujeres que se encuentran con medidas de protección o cumplen medidas alternativas no privativas de libertad, como también para los niños y niñas que tienen a sus padres y madres.

Boletín de noticias