Los atacantes de Olivares están identificados

Policiales 09 de mayo de 2019 Por
Todos los detalles: quiénes dispararon, con qué arma, dónde apareció el auto
1557416167190509015_0

El diputado riojano Héctor Olivares fue baleado esta mañana a unas cuadras del Congreso de la Nación en un ataque en el que murió Miguel Yadón, un funcionario que lo acompañaba. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que el objetivo era Yadón. Lo afirmó en función de lo que muestran las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, que aportaron datos centrales para la pesquisa a partir de los cuales los investigadores identificaron al atacante: quien efectuó los disparos es Juan Jesús Fernández, un cocinero que conocía a Yadón. Es buscado intensamente por las fuerzas de seguridad.

El ataque se produjo minutos antes de las 7 de la mañana en la esquina de Avenida de Mayo y Sáenz Peña, en el extremo de la Plaza Congreso opuesto al del Palacio Legislativo. Olivares y Yadón caminaban por la vereda. Los atacantes los esperaban en un auto y les dispararon. Utilizaron una pistola calibre 40 milímetros. Los investigadores contabilizaron 13 disparos.

El auto que utilizaron los atacantes es un Volkswagen Vento color gris. Las imágenes muestran a los autores de los disparos bajar del auto y quedarse en el lugar aún después de efectuarlos y con Yadón tendido en el piso y Olivares agonizando.

El video fue fundamental para la investigación porque se ve con claridad la patente del vehículo. Fuentes vinculadas a la pesquisa consignaron que la patente no fue fraguada, lo cual permitió identificar al dueño del auto, que es el homicida.

El auto fue encontrado luego del hecho en un garage de la calle Bartolomé Mitre al 1400, a dos cuadras del lugar del ataque. Es el estacionamiento en el que habitualmente Fernández deja su vehículo.

Los testigos que lo vieron llegar al lugar dieron cuenta de que estaba alcoholizado. También afirmaron que a quien llegó con él lo conocen como su hijo.

Fernández es cocinero y vive en Belgrano al 1500, también a unas cuadras de donde dispararon contra Olivares y Yadón. Las características del arma que fue utilizada para el ataque coincide con una que tiene a su nombre, cuyo permiso estaría vencido. Además de la pistola 40 milímetros, tiene otras tres armas registradas.

Los investigadores averiguaron que conocía a Yadón, quien tendrían con la comunidad gitana. Además de buscarlo intensamente, tratan de averiguar cuál fue el motivo que lo llevó a atacar al funcionario que acompañaba al diputa radical. Manejan dos hipótesis: que puede haber habido algún problema en torno a una mujer o una cuestión de dinero.

La posibilidad de que el móvil del ataque fuera político quedó descartado apenas los investigadores comenzaron a realizar la pesquisa. Ningún sicario actúa del modo en que lo hizo Fernández, con un auto y un arma a su nombre.

La policía tomó intervención a partir de los diversos llamados de alerta sobre disparos en la zona de Congreso que se recibieron en el 911. Según consignaron voceros policiales en un primer momento “se desplazó al lugar un móvil informando que había dos individuos de sexo masculino con lesiones de disparo de arma de fuego. Uno de los cuales presentaba una herida en abdomen, mientras que el otro registraba una herida en la pierna”.

De entrada, los investigadores trabajaron con la hipótesis de que se trató claramente de una agresión y no de un hecho de inseguridad. Lo hicieron porque la primera revisión de las cámaras de seguridad dio la pauta de que los agresores tenían estudiados los movimientos del diputado y su acompañante

Fuente. Página 12