Lanzaron la Semana del juguete del 8 al 14 de abril

Argentina 09 de abril de 2019 Por
.
0036362472

El entretenimiento infantil cambió mucho de unos años a esta parte pero sigue siendo elemental el contacto de los chicos con sus adultos a la hora de aprender a jugar.

Puede que las tablets le hayan facilitado la vida a más de un adulto a la hora de entretener a un nene afuera de su casa, pero el juego analógico mantiene un rol importante en el desarrollo de vínculos entre chicos y grandes.

"Las primeras enseñanzas de todo ser humano se dan a través del juego. Es un mundo real que la tecnología no le puede dar", explicó la fonoaudióloga Agustina Torres.

Ese "mundo real" cambió a través de los años al margen de la irrupción de las pantallas touch. El mejor ejemplo es la flexibilidad cada vez más evidente en la división arbitraria entre juguetes "para varones" o "para mujeres".

CAMBIO DE ROLES
Así como las chicas pueden divertirse con mucho más que disfraces de princesas, los varones entraron al mundo de los bebotes para jugar a la casita emulando lo que ven en sus familias.

"El cambio de los roles dentro de una familia, que el padre hoy atienda al hijo de la misma manera que lo puede atender la madre, marcó una evolución", explicó Roberto Laje, dueño de Le Bebot, una marca de bebotes (no confundir con muñecas).

"Como el juego es emulación, el nene lo único que hace es observar y generar el juego con lo que tiene a mano", describió Laje a minutouno.com.

Para el creador de Le Bebot "evolucionó la vida" y luego el modo de jugar. Aunque reconoció que todavía "es muy difícil" que los padres elijan bebotes como primera opción para regalarle a sus varones, hay un cambio evidente desde que empezó con su marca, 12 años atrás.

"En el inicio yo notaba que entraba al local un nene de dos o tres años y lo primero que hacía era agarrar el carrito del bebote y empezar a pasear, y el padre se le ponía al lado con mucho cuidado y le decía 'con eso no se juega'. Lógicamente eso fue cambiando, no por un tema comercial sino por un tema evolutivo. Es mucho más perjudicial decirle a un nene 'no podés jugar con un bebote' si ve a la hermana que juega con uno o al papá que cambia pañales", convino Laje.

La evolución colectiva "es muy incipiente" y "los cambios son muy cautelosos", con un 5% de los bebotes yendo a en manos de varones, según el creador de Le Bebot, pero la experiencia de la emulación en el juego es invaluable.

Quizás por eso se lanzó la Semana del Juguete, que arrancó hoy el 8 de abril y el objetivo de la iniciativa es fomentar que los adultos jueguen al menos cinco minutos por día con los más chicos de la familia,.

Fuente: Minuto Uno

Boletín de noticias