Ángel Leotta: "La carga impositiva no se aguanta"

Mendoza 09 de marzo de 2019 Por
El presidente de Coviar, realizó su discurso de apertura del Desayuno y apuntó duramente contra la política macroeconómica nacional, asegurando que la carga positiva que afronta el sector vitivinícola se hace "inaguantable".
Leota

Con un discurso muy cargado, Leotta inició diciendo que este es el momento de "decir la verdad, con franqueza y coraje", porque que la crisis que atraviesa el sector está destruyendo las fibras de la industria.

"Requerimos lo que venimos pidiendo, decisión política. Comprendemos la situación que atraviesa el país, pero al mismo tiempo nos parece ilógica las retenciones a productos que generan mano de obra y valor agregado. El efecto de las retenciones y la baja de reintegros no hacen más que agrandar la presión impositiva, que ya es inaguantable", expresó Leotta en un tono muy molesto.

Luego, Leotta solicitó el apoyo del gobierno Nacional para obtener la eliminación de derechos de exportación y vuelta a los antiguos porcentajes de reintegro, estabilidad macroeconómica, políticas diferenciales para la agroindustria, acuerdos comerciales similares a los de otros países productores y recursos para la producción del vino.

"Es necesario destinar del presupuesto nacional un monto equivalente al que recauda Coviar. Necesitamos imperiosamente que el Gobierno Nacional apoye el esfuerzo de la cadena vitivinícola".

A pesar de las críticas, el presidente de Coviar destacó que hay medidas del gobierno provincial que favorecen levemente a la industria.

"Las últimas medidas de programas plurianuales, con herramientas crediticias, explicitan cierta madurez. Otras como la eliminación de la Lobesia y el desarrollo del enoturismo, son logros que en este escenario difícil merecen celebrarse".

Al comenzar su discurso, Leotta lamentó que hay "viñedos en ruinas, empresas que no seguirán trabajando, daños en la institucionalidad, productores que desaparecieron, consumidores que no volverán a buscar nuestros vinos".

Esa situación tan negativa tiene que ver con muchos factores, pero Leotta atribuyó la coyuntura casi de manera exclusiva a la acumulación de stock que incide en el precio de la uva y la baja rentabilidad de toda la cadena.

Fuera de la coyuntura, el presidente de Coviar analizó que la crisis se explica por años de inflación acumulada y estancamiento económico.

"Desde que el plan estratégico vitivinícola se puso en marcha en 2004 el país experimentó cinco recesiones, cuatro devaluaciones del dólar, la inflación acumulada superó el 2.000%, experimentamos un cepo cambiario y la política de reintegros y derechos de importación se modificó sucesivamente".

Para finalizar, destacó que para una actividad productiva necesitada de seguridad no es compatible la inestabilidad macroeconómica y los cambios en la política agroindustrial.

"Necesitamos un amplio acuerdo y tenemos una organización, la Coviar, creada con el propósito principal de articular la pluralidad. Enterremos las diferencias y saquemos a la luz las cosas que tenemos en común y nos unen. Debemos definir una gran política de Estado en la que será precisa la colaboración de todos", cerró Leotta.

Fuente: Jornada On Line