El informe ODESSA sobre la huida de nazis a Argentina

Opinión 13 de febrero de 2019 Por
.
1430386164573

Tras el desembarco de los aliados en Normandía, los acontecimientos se precipitaron de forma vertiginosa, ocasionando la caída del Reich y la huida masiva de oficiales nazis.

Entre ellos se encontraban tres nombres claves del régimen: Adolf Eichmann (el responsable de las deportaciones a los campos de exterminio), Josef Mengele (también conocido como el “Ángel de la muerte”, médico que practicó espantosos experimentos con niños y adultos judíos) y Erich Priebke (oficial de las SS y responsable de una matanza de rehenes en Italia). Éstos, junto a otros, encontraron refugio en Argentina, protegidos por el mismísimo presidente del país, Juan Domingo Perón.

Esta información ha sido revelada por los archivos desclasificados de los servicios de inteligencia estadounidenses y europeos. A través de varios gobiernos, se trazó una ruta de escape para estos asesinos nazis. Entre los organismos internacionales implicados, se encontraban también el Vaticano y la cúpula de la Cruz Roja.

ODESSA, la red internacional
ODESSA es la “Organización de Antiguos Miembros de la SS” (Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen), que se fundó en 1946 para ayudar a escapar a los nazis supervivientes de la guerra. Los principales destinos para los fugitivos fueron España y Argentina, siendo éste último el más predilecto. Respecto a las organizaciones que les ayudaron, el Vaticano alegó en su defensa que desconocían el origen real de las personas que acudían a ellos solicitando ayuda (?). Se estima que 10.000 ex militares nazis huyeron a Sudamérica a través de esta organización.

Argentina y Alemania.
Perón era un seguidor de Adolf Hitler, y no dudó en exhibir su admiración al acoger a estos criminales de guerra. Y no le bastó con esto, antes de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno argentino decretó una ley por la que se prohibía la entrada a personas tachadas de indeseables. Esto incluía a los judíos argentinos residentes en Alemania que querían regresar al país al aumentar la crispación del régimen nazi.

No obstante, Argentina aceptó a un número significativo de judíos refugiados tras el conflicto, pero dicha ley fue revocada en el año 2005. Igualmente, en el 2002 se solicitó la publicación de expedientes relacionados con nazis en Argentina y el gobierno se negó a ello. Finalmente, al año siguiente, se desclasificaron y el ejecutivo colabora con las numerosas investigaciones relacionadas con ODESSA.

Los caza nazis.
Simon Wiesenthal (1908-2005), el célebre caza nazis, fue el principal precursor de los investigadores que continuan, infatigablemente, buscando a los últimos nazis vivos. El objetivo es llevarlos ante la justicia para que no mueran con ellos sus atrocidades. No obstante, se rumorea que ODESSA continua activa, protegiendo y ocultando a nazis, aunque más expuesta públicamente que nunca. Libros y documentales revelan lo que se empeñaron en ocultar durante más de 60 años.

Pero aún todavía falta conocer toda la verdad. Y no lo ponen nada fácil.

Boletín de noticias