Haas 2019, de negro y oro

Deportes 10 de febrero de 2019 Por
El VF-19 de Haas es desde luego el más atractivo de los monoplazas que ha presentado el equipo estadounidense desde su llegada a la Fórmula 1 en 2016.
15495383352831

El negro y oro, recordando a Lotus pasados y más recientes marca la edad adulta de esta escudería, habituada a entrar entre los 10 mejores con el inestimable apoyo de Ferrari, que ahora crece con el nuevo patrocinador Rich Energy, otra bebida energética.

Además de la propia Haas, el quinto equipo de la parrilla luce una buena colección de pegatinas: JACK & JONES en el alerón, PEAK, BlueDEF, Richard Mille, Alpinestars y Pirelli. ¿Y el coche? Por ahora es sólo la decoración y el diseño es un renderizado en 3D de lo que se verá oficialmente el 18 de febrero, aunque se distingue el ala frontal simplificada, ahora 200 mm más ancha y 20 mm más alta.

Del mismo modo, el alerón trasero se ha hecho más simple, así como 20 mm más alto y 100 mm más ancho, ambos movimientos para facilitar adelantamientos, que ya veremos si ocurre en realidad. Los bargeboards (deflectores de los pontones) son más pequeños y reposicionados como se esperaba, y se reducen en altura en 150 mm además de moverse hacia adelante en 100 mm.

"El nuevo coche se ve distintivo, no solo en términos de su esquema de color, sino también con las nuevas reglas. Con suerte, los cambios de diseño introducidos para 2019 mejorarán las carreras en la pista y, lo que es más importante, nos darán la oportunidad de generar un mayor impacto en cada Gran Premio ", afirma Gene Haas.

Nuevos pontones y espejos:  Pese a que no es el coche definitivo, se aprecien nuevos elementos, La entrada de los pontones se basa en la ideada por Ferrari hace dos años, con dos grandes alas que enmarcan las entradas de aire laterales, algo que también recuerda al Red Bull de 2019. En realidad es una evolución del año pasado.

No en vano en Haas reciben muchas de las piezas directamente de Maranello para ser usadas su coche.Los espejos se han colocado sobre uno de los flaps aerodinámicos de esa zona, que da entrada a los radiadores. Los pilotos se quejaron el año pasado de la casi nula visibilidad de los antiguos.

Williams Storey, director de Rich Energy, nuevo patrocinador del equipo, sitúa el listón verdaderamente alto "Confiamos en que vamos a vencer a Red Bull en muchas carreras este año. Es un poco el santo grial, pero a veces lo consigues con un poco de casualidad y cuando se trata del momento adecuado.

Red Bull se ha gastado 280.000 millones de euros en F1 y el año pasado, entre Toro Rosso y Red Bull, aproximadamente 450.000 millones de euros. Definitivamente nosotros vamos a tener un coche más bonito", ha comentado en declaraciones para 'The Sun'. 

Fuente: marca.com

Boletín de noticias