Un docente de Córdoba detenido por distribuir pornografía infantil

Policiales 10 de febrero de 2019 Por
Una investigación de Interpol permitió detener a un docente de nivel inicial que distribuía videos pornográfico
pornografia-infantil-01042018

Un hombre de 46 años, maestro de nivel inicial, fue detenido el jueves a la noche por orden de la Fiscalía de Instrucción de 1ª Nominación de Bell Ville, acusado de tenencia y distribución de pornografía infantil en internet. El operativo se llevó a cabo en la localidad cordobesa de Noetinger, de 4.000 habitantes, situada a unos 230 kilómetros al sudeste de la capital provincial.

Según el informe del Ministerio Público Fiscal (MPF) de Córdoba, “los detectives y la policía, cuando ingresaron al domicilio, se encontraron con la sorpresa de que una de las notebooks del sujeto estaba encendida y traficando, en ese momento, videos con contenidos pornográficos de menores”.Se dio con el hombre tras una investigación a cargo del fiscal de Instrucción de 1ª Nominación de Bell Ville, Nicolás Gambini, que empezó a trabajar en el caso en octubre del año pasado, a la cabeza de un equipo de detectives de la Unidad de Cibercrimen de la Policía Judicial de Córdoba.

El trabajo se originó por un reporte internacional elaborado por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (Ncmec, por su siglas en inglés) de los Estados Unidos, donde se identificó y alertó sobre una posible distribución y tráfico de importante cantidad de imágenes con contendido sexual de niños y/o adolescentes. Los informes indicaron que los IP (número que identifica a cada dispositivo que se conecta a internet), a partir de los cuales se estaban generado esas distribuciones, correspondían a un domicilio ubicado en la localidad de Noetinger.

Una vez que se estableció la dirección del inmueble y se individualizó al posible sospechoso, detectives de la Unidad de Cibercrimen de la Dirección de Investigación Operativa (DIO) de la Policía Judicial de Córdoba, profundizaron la investigación sobre la conducta digital de esta persona como usuario en redes sociales, bases de datos, y relevamientos de campo.

Cuando el fiscal consideró que ya contaba con las pruebas suficientes, pidió el allanamiento del domicilio involucrado y se inició un procedimiento que se extendió por casi doce horas por la gran cantidad depornografía con menores que se halló en el lugar.

El operativo fue llevado a cabo con la colaboración de la Brigada de Investigaciones de la Departamental Unión (URDU), de la policía de Córdoba, y agentes de Noetinger, quienes registraron y aseguraron el domicilio y detuvieron al sujeto.

Por su parte, los detectives de la Unidad de Cibercrimen de la DIO y los técnicos e ingenieros de la Unidad de Informática Forense de la Dacti de Policía Judicial del MPF se encargaron de efectuar en el lugar un primer relevamiento de todos los dispositivos electrónicos y de almacenamiento que se encontraron.

Fuente. Página 12