¿Quiénes son y qué proclaman los terroristas que se adjudicaron el atentado en Chile?

Mundo 04 de enero de 2019 Por
El grupo eco terrorista afirmó haber colocado el artefacto explosivo en una parada de colectivo de Santiago que dejó cinco heridos.
f800x450-498146_549592_0

Un artefacto explosivo estalló este viernes en una parada de autobús en Santiago de Chile dejando cinco heridos, entre ellos una pareja de venezolanos, quienes sufrieron las heridas más graves, en un hecho calificado por el Gobierno del país vecino como un acto "terrorista". En efecto un grupo eco terrorista denominado "Individualistas Tendientes a lo Salvaje" se adjudicó el atentado.

"Sobre-bomba causa el caos: ¡Fue ITS!", lanzaron vía Internet. Pocos días antes, la misma agrupación se había expresado contraria a las compañías operadoras del transporte público en la capital chilena. Y en esa oportunidad afirmaron que llevarían acabo acciones para expresar su malestar contra dichas empresas. "Estos tarados y los borregos que lo ocupan no logran entender que no hay un mañana, el progreso no existe, solo es una ilusión que esconde una esclavitud más, la humanidad avanza irremediablemente a una segura destrucción, a la que solo sobrevivirá la naturaleza", subrayaron.

Y adelantaron: "Nuestra mente enferma pasó de la decepción a la euforia, solo habrá que esperar, no nos quedaremos paralizados y el fuego puede dar paso a las esquirlas, solo el tiempo lo dirá, seguimos conspirando". Importante resulta resaltar que hace dos años, este mismo grupo dijo estar detrás de un ataque -con un paquete explosivo enviado por correo a su domicilio- en contra del entonces presidente de la cuprífera estatal Codelco, Óscar Landerretche, la mayor productora de cobre del mundo, del que se salvó con heridas de mediana gravedad.

Asimismo, el 13 de abril de 2018 el mismo grupo se había adjudicado haber instalado un artefacto explosivo en las inmediaciones de la Universidad Católica Raúl Silva Hanríquez. Dos días más tarde, publicaron un comunicado que decía: "Nuestro paquete explosivo sin mensaje estaba dirigido a cualquier imbécil estudiante, pero también estaba dirigido a algún curioso transeúnte".

Según señaló el ministro del Interior, Andrés Chadwick, se está investigando la veracidad de este grupo. Asimismo, el funcionario anunció que presentó una demanda ante la Justicia para que investigue el hecho como un "delito terrorista". De acuerdo a la Policía, en el lugar de la explosión no se encontraron panfletos ni consignas alusivas a este grupo eco terrorista.

"Está confirmado que hubo un artefacto explosivo y se están levantando todas las evidencias que se encontraron y van a ser periciadas", manifestó por su parte Claudia Salas, fiscal a cargo del caso. La explosión ocurrió cerca del mediodía, cuando al venezolano Rolando Torres le estalló un sobre explosivo que fue dejado en una parada de autobús de la concurrida avenida Vicuña Mackenna, donde se encontraba junto a su esposa, Magaly del Carmen Valle, y otro grupo de personas.

La mujer venezolana fue quien sufrió las heridas de mayor gravedad, debiendo ser operada de urgencia en la asistencia pública para retirar una pieza de metal de una de sus piernas. Su marido resultó con varias lesiones producto de las esquirlas del artefacto, mientras que las otras tres personas sufrieron heridas de menor magnitud y ya fueron dados de alta.

"El hecho es muy grave. Es muy grave que se coloque un artefacto explosivo en un paradero de Santiago", declaró a la prensa Andrés Chadwick tras visitar a los heridos en el hospital público. "Todos los heridos están sin riesgo vital. La paciente venezolana quedará internada y su marido será dado de alta", precisó por su parte Luis Castillo, subsecretario de redes asistenciales.

De acuerdo a la intendenta de Santiago, Karla Rubilar, fue provocado por "un elemento explosivo que habría sido manipulado por terceros", mientras que el jefe policial, Enrique Monrás, informó que "aún no se sabe la naturaleza del material explosivo". Para la fiscal del caso, Claudia Cañas, "se trata de un artefacto explosivo de fabricación artesanal, eso está confirmado".

El estallido ocurrió en una avenida de gran circulación vehicular, en las cercanías de la concurrida Plaza Italia de Santiago, habitual escenario de celebraciones deportivas. El incidente ocurre cuatro años después de que un artefacto explosivo explotara en una estación de metro de la exclusiva comuna de Las Condes que dejó 14 heridos, un hecho considerado como el mayor atentado ocurrido desde la llegada de la democracia en Chile en 1990.

Fuente: El Intransigente