El respeto a la mujer es la base editorial fundacional de EL365

Opinión 08 de marzo de 2018 Por
Como es bien sabido, la objetificación de las mujeres ha alcanzado niveles inimaginables en un nuestro país. Desde EL365 damos permanente lucha contra esto y de ello nos sentimos orgullosos
diamujer2018-p

Todos los días, a los Argentinos, se nos bombardea con imágenes de vedettes o mujeres semidesnudas en los principales periódicos nacionales, provinciales y departamentales. En ellos, diariamente, se incluye una "chica” mostrando su cuerpo convirtiendo a estos espacios de información en ámbitos en donde campea el sexismo más recalcitrante.

El denominador común en todos estos ámbitos de información es la falta de respeto a las mujeres como personas, puesto que se las rebaja a la condición de objeto para el placer del hombre, al tiempo que se soslayan sus cualidades espirituales o intelectuales y su importante contribución en todas las áreas sociales. Desde el primer día que pusimos “on line” a “EL365”, la dirección de este diario, definió una línea editorial muy clara: Preferimos que no haya ninguna actualización en la página web antes que publicar la foto de una mujer semidesnuda.

Esta decisión, que se estimaba traería como consecuencia una muy baja cantidad de visitas a nuestro diario on line, se respetó a rajatabla. Con el pasar de los días, meses y años, los resultados de audiencia no fueron malos dado que, al cabo de 3 años de estar permanentemente en línea, pudimos ver que el caudal de lectores y lectoras crece constantemente. La conclusión empresarial fue: “no nos dejan de leer por no tener mujeres semidesnudas en nuestra web”. Es por ello que estamos orgullosos de afirmar que, en este espacio digital, a las mujeres se las respeta TODOS LOS DÍAS.

A pesar de esta acertada decisión, reconocida por distintos ámbitos y organizaciones, la realidad es otra y muy cruda por cierto. Creo profundamente que notas “periodísticas” de mujeres casi desnudas es un gravísimo y silencioso modo de discriminación contra las mujeres que parece “no ser visto” para muchos medios locales, provinciales, nacionales y mundiales.

Es así como, en un día cualquiera de nuestras vidas, se pueden ver notas en las que se comenta el aspecto físico de tal o cual mujer de la farándula o secciones en las que se dedica una gran cantidad de espacio a fotografías “hot” de modelos o vedettes y en las que ciertos lectores emiten comentarios lascivos sobre el cuerpo de las mujeres.
También es común someter al escarnio público a aquellas que, eventualmente, vistieron “mal” o no exhiben una figura perfecta luego de tener hijos. Esto, profesionalmente, me preocupa y mucho.

Igual de preocupantes me resultan algunos artículos de contenido en los que se reflejan las desigualdades existentes entre los sexos. Al respecto, en algunos diarios, se pueden leer notas acerca de la “edad ideal” de la mujer (36 años, por ejemplo) etapa en la que ésta se encuentra “a punto caramelo” dado que ya ha consolidado su desarrollo laboral, tiene experiencia y (aquí viene lo peor) “todavía conserva su hermosura y puede competir en belleza con mujeres más jóvenes”. Insólito planteo y punto de vista para el siglo 21.

Además de este tipo de discriminación a la que hago mención anteriormente, muchos artículos periodísticos hacen hincapié en la “edad ideal del hombre” situándola en los 50 años ya que ahí, todavía, el hombre “conserva su poder de conquista” y puede atraer a mujeres más jóvenes. Lamentable.

Como se puede ver, todos estos ejemplos encajan dentro de lo que podríamos llamar “violencia simbólica”, puesto que reflejan y reproducen estereotipos y roles de género en los que la mujer resulta claramente perjudicada. De acuerdo con estos parámetros, el éxito y el atractivo de una mujer no dependen de su experiencia de vida, ni de su sabiduría o, mejor dicho, estas cualidades son importantes siempre y cuando el cuerpo de la mujer se adapte a los actuales -y tiránicos- estándares de belleza.

De más está decir que estas notas fomentan la aparición de problemas de autoestima, ansiedad y depresión en la población femenina, al tiempo que refuerzan las relaciones asimétricas entre hombres y mujeres. Muchos medios realizan grandes coberturas de “NI UNA MENOS” y al día siguiente llenan una edición digital con fotos de la modelo “Sol Pérez” (por dar un ejemplo).

Quiero recordar algunas estadísticas escalofriantes para que se comprenda la gravedad del problema sobre el cual hago mención. Argentina ostenta el triste privilegio de ser uno de los países del mundo con mayor cantidad de casos de anorexia, al tiempo que el boom de las cirugías estéticas reflejan la obsesión por adaptar el cuerpo a patrones de belleza difícilmente alcanzables por la inmensa mayoría de las mujeres Argentinas.

La pregunta es: ¿Quiénes crean esos patrones?. La respuesta es: los medios y es AQUÍ donde comienza nuestra responsabilidad como comunicadores.

Creo, como Director de este medio de comunicación local, que éste es un problema grave que debe atacarse de raíz. Por lo menos así lo definió y lo siente la gente que me acompaña en LUJAN365 y por ello que no publicamos notas que atenten contra la mujer.

Una sociedad que se precie de igualitaria no puede ni debe tolerar la injusticia hacia la mitad de su la población, la cual tiene derecho a recibir un trato igualitario en todos los ámbitos de la vida, también en los medios de comunicación

Para finalizar quiero y queremos quienes hacemos LUJAN365, desearles un muy Feliz día a todas las mujeres de este bendito país y muy especialmente a las Lujaninas a quienes considero el motor, la esencia y el origen de este gran departamento llamado Luján de Cuyo.

Boletín de noticias