Acusan a un policía de robarle a un muerto en un operativo

Policiales 28 de noviembre de 2019 Por
El efectivo había participado del procedimiento policial tras la muerte natural de un hombre en su vivienda del barrio Estanzuela. Pero en la escena desapareció una suma de billetes que pertenecía a la víctima, por lo que la fiscal ordenó una requisa y la detención.
1526322444352Comisaría 40 La Estanzuela

Según informó el portal de noticias El Sol On Line, un efectivo policial fue detenido este miércoles tras ser acusado de robar un fajo de billetes durante un operativo policial en el barrio La Estanzuela de Godoy Cruz, al que habían acudido por el fallecimiento de un vecino. 

El oficial de 38 años que presta servicios en la comisaría 40 se hizo presente junto a otros efectivos en una vivienda de la manzana 2 de ese barrio al oeste de Godoy Cruz, alertados por un llamado al 911.

Allí, los uniformados se encontraron con un vecino de 75 años que, presuntamente, había fallecido de muerte natural, hecho que fue constatado por el médico policial. El occiso fue identificado como Patricio Salinas.

Tras confirmar el deceso, arribó al lugar personal de la Policía Científica para realizar sus labores correspondientes en este tipo de procedimientos. Estos observaron junto al cadáver un fajo de billetes. 

Luego, los peritos se retiraron por algunos instantes, para al regresar notaron que el dinero ya no estaba. Por esa razón, le dieron aviso a un principal Unidad Investigativa Departamento Godoy Cruz (UID) y a la ayudante fiscal que lideraba las actuaciones. 

Ante esa situación, la representante del Ministerio Público ordenó una requisa a los uniformados. Aunque la medida resultó negativa, según la información oficial, se decidió la detención de uno de los policías debido a que en el lugar donde se encontraba había un billete de $100 tirado, que pertenecería al fajo perdido.

Además, se le secuestraron dos tickets de supermercado y medicamentos, ya que se encontraban junto al dinero sustraído. 

El uniformado fue imputado por hurto agravado por la función policial y, al quedar a disposición de la Justicia, al oficial se le retuvo su pistola 9 mm, dos cargadores, municiones, el chaleco antibalas, esposas y la respectiva credencial policial.

El hecho es investigado por la Inspección General de Seguridad.

FUENTE: EL SOL ON LINE

Boletín de noticias