Anabel Fernández Sagasti ocupará un importante cargo en el Senado

Política 26 de noviembre de 2019 Por
.
5b7dcf18c95c8_1420_!

La senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti será la  vicepresidenta  de la bancada oficialista en el próximo periodo en la que el peronismo estará unido en un solo bloque. Luego de que su nombre sonara como posible presidenta provisional del Senado, la ex candidata a gobernadora de Mendoza por el Frente de Todos igualmente ocupará un puesto estratégico y hasta es posible que sea nombrada al frente de la Comisión de Acuerdos  por la que pasan los nombramientos de jueces, fiscales, diplomáticos y militares.

Los senadores que integrarán la bancada del Frente de Todos se reunieron este martes por la  noche para realizar el anuncio oficial de la unificación de todos los bloques bajo la jefatura de Miguel Mayans y la designación de la santiagueña Claudia Ledesma como presidenta provisional de la Cámara.

La reunión se desarrolló en el segundo piso del Senado, en el despacho histórico del bloque del PJ, y fue  encabezada por Mayans, quien será oficializado como jefe de la futura bancada oficialista en la que confluirán los justicialistas, los kirchneristas y los espacios provinciales.

Los senadores decidieron disolver los bloques provinciales del Frente Cívico de Santiago del Estero, el Frente Renovador de Misiones, y los minobloques del PJ de La Pampa, Chubut y Tucumán para integrarse todos en una única bancada que llevará el nombre del Frente de Todos.

De esta forma, el nuevo espacio oficialista propondrá para el esquema de autoridades a senadores que hasta el momento formaban parte de esos bloques provinciales, como es el caso de Claudia Ledesma, para la presidencia provisional, y del misionero Maurice Closs para la vicepresidencia primera.

Así lo anticipó Mayans antes de la reunión que dejará una foto de la nueva bancada unificada que responderá al presidente electo Alberto Fernández y a su vice, Cristina Kirchner, quien presidirá el Senado a partir del 10 de diciembre.

De esta manera, la futura bancada oficialista llegaría a tener 41 votos sobre los 72 que componen la Cámara alta, tres más de los necesarios para tener quórum propio, lo que le garantizará al nuevo Gobierno una mayoría lo suficientemente holgada como para avanzar con proyectos de ley sin la necesidad de tejer acuerdos con la oposición.

Fuente: Diario Uno

Boletín de noticias