¿Por qué se me cae el pelo? Las 6 principales causas y factores de riesgo

Consejos 26 de agosto de 2019 Por
La caída del cabello es un problema que puede afectar mucho a la persona que lo padece, sobre todo desde el punto de vista estético
482944_landscape

La caída del cabello es un problema que puede afectar mucho a la persona que lo padece, sobre todo desde el punto de vista estético. Sin embargo, más allá de ese punto -que es de gran relevancia para los pacientes que consultan- lo cierto es que hay causas detrás de la caída del pelo. Muchas de ellas son claramente identificables, aunque hay otras que pueden requerir una visita a un especialista para que pueda determinar el motivo y, de ser necesario, indicar un tratamiento.

Es importante aclarar que es un problema puede afectar solo el cuero cabelludo o todo el cuerpo. Si bien cualquier persona puede tener caída del cabello, pero es más común en los hombres.

Por lo general, la calvicie alude a la caída del cabello excesiva del cuero cabelludo. La causa más frecuente de la calvicie es el factor hereditario junto con la edad, algo que algunas personas prefieren dejar que la calvicie siga su curso sin tratarla ni intentar ocultarla y otras prefieren tratar u ocultar de alguna forma.

Lo cierto es que antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento es fundamental consultar a un médico, que sabrá con mayor precisión cuál es el problema y qué se debe hacer. Automedicarse, al igual que sucede con cualquier patología o trastorno, no se recomienda, ya que puede tener consecuencias inesperadas para el paciente.

Para establecer una regla general, las personas suelen perder unos 100 cabellos al día, algo que no suele causar que disminuya el cabello en el cuero cabelludo ya que, al mismo tiempo, crecen cabellos nuevos. La pérdida del cabello se produce cuando el ciclo de crecimiento y caída del cabello se ve alterado o cuando el folículo piloso se destruye y es reemplazado con tejido cicatrizado.

En general, no hay una única causa para esta afección, sino que se da como efecto de la combinación de una serie de factores.

Los antecedentes familiares, es decir, la predisposición genética. La causa más frecuente de la pérdida del cabello es un trastorno hereditario llamado calvicie de patrón masculino o calvicie de patrón femenino. Tiende a aparecer de forma gradual a medida que se envejece y en patrones predecibles: una línea capilar en retroceso y zonas de calvicie entre los hombres, y reducción del grosor del cabello entre las mujeres.

Otra de las causas pueden ser los cambios hormonales y trastornos médicos. Hay una serie de afecciones que pueden ocasionar la pérdida temporal o permanente del cabello, entre los que se incluyen los cambios hormonales del embarazo, el parto, la menopausia y los problemas de tiroides. Los trastornos médicos pueden ser la alopecia areata, que causa la caída del cabello en parches, las infecciones del cuero cabelludo como la tiña, y un trastorno de tirones de cabello llamado tricotilomanía.

Algunos medicamentos y suplementos también pueden generar este tipo de efecto en el cuerpo. Así, la pérdida del cabello puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos, como aquellos usados para tratar el cáncer, la artritis, la depresión, los problemas cardíacos, la gota y la presión arterial alta.

La radioterapia de la cabeza puede generar esta consecuencia y, de hecho, es posible que el cabello no vuelva a crecer como antes.

Asimismo, hay eventos muy estresantes que se comportan de este modo en el cuerpo. Muchas personas notan una reducción del grosor del cabello meses después de sufrir un choque físico o emocional. En general, este tipo de pérdida del cabello es temporal, ya que cuando desaparece el estresor, el pelo suele volver a crecer de la misma manera.

Por último, ciertos estilos y tratamientos del cabello pueden ser causa de caída del cabello. El modelado excesivo o los peinados que tiran mucho del cabello (como las colas de caballo o las trenzas africanas) pueden causar un tipo de pérdida de cabello llamado alopecia por tracción. Por su parte, los tratamientos con aceite caliente o de permanente pueden inflamar los folículos y causar la pérdida del cabello. Si hay cicatrización, la pérdida de cabello puede ser permanente.

Fuente: Iprofesional

Boletín de noticias