"El Juego del Calamar": preocupan los efectos negativos que puede tener la serie en los chicos

Mundo 28/10/2021 Por Luján 365
Un comunicado emitido por la organización ADISAC, dedicada a la investigación educativa, advirtió que la ficción más vista en Netflix puede ser perjudicial para niños y adolescentes.
16331998266318

300x300

La serie "El Juego del Calamar" no para de tener repercusión en todos los sitios del mundo tanto por su indiscutible éxito como una de las ficciones más vistas del momento, así como también por la polémica que despierta su contenido y planteamientos.

Al respecto, una organización civil dedicado a la investigación educativa en la ciudad de Buenos Aires llamado ADISAC lanzó un comunicado en donde puntualiza sobre los "efectos negativos" que puede tener la serie para los chicos y una serie de recomemendaciones para atender esta situación desde el ámbito docente.

En primer lugar, se resalta que la serie surcoreana que se puede ver en la plataforma Netflix "distorsiona los aspectos lúdicos de niñas, niños y adolescentes, ofreciendo en la ficción a sus participantes una alternativa diferente para sobreponerse a una realidad frustrante de la que se sienten imposibilitados de superar".

Sobre este punto, se explica la trama de la serie, de la cual se deduce que brinda "una mirada netamente capitalista donde la cooperatividad y la búsqueda de ayuda en aquellos momentos donde nos sentimos vulnerables no resulta una respuesta".

"Como seres sociales, necesitamos del otro para fortalecernos, para transformar la realidad que nos toca. La agresión, la desesperanza y el aislamiento no son el camino, pero parecería que sí son las condiciones necesarias para generar ventas (mercantilización de lo lúdico), sin importar el impacto que pueda provocar en los consumidores de una serie que día a día rompe récords de audiencia en todo el mundo", reza el comunicado.

En ese sentido, advierten que "se produce un develamiento abrupto acerca de la vida y la muerte. Es necesaria una capacidad de abstracción elevada (que niñas, niños y adolescentes evolutivamente no tienen) para poder realizar una metáfora de la vida y la muerte y establecer una crítica".

Por este motivo, ADISAC hace hincapié en que "la familia, la escuela y la institución de salud son espacios privilegiados para mediar entre la pantalla y el adolescente", por lo que da algunas recomendaciones para llevar adelnate desde las escuelas como el de "diseñar campañas de concientización en redes sociales que manifiesten el cuidado de los vínculos, sin ejercicio de la violencia" y "trabajar otras formas de pertenencia a un grupo, que no sea desde la violencia".

FUENTE: CRÓNICA

Te puede interesar