River aprovechó la ola de frío para estrenar la calefacción del césped del Monumental

Deportes 19/06/2021 Por Luján 365
Entre las obras de remodelación que encaró River para su estadio se destaca un novedoso sistema que regula la temperatura del césped para cuidarlo ante condiciones extremas. La ola de frío fue el momento ideal para ponerlo en marcha por primera vez.
f848x477-1020397_1078200_5050

300x300

River Plate aprovechó el parate por la pandemia para encarar una profunda renovación del estadio Monumental, renovando completamente el campo de juego. Entre las obras se destaca un novedoso sistema para controlar la temperatura del césped y cuidarlo ante condiciones extremas, y la ola de frío fue el momento ideal para estrenarlo.

Según explicó el club en su sitio web oficial, gracias a este sistema se puede regular la temperatura de las raíces y así cuidarlo de la mejor manera. Ante temperaturas muy bajas, como las registradas esta semana, se activa la calefacción para mantenerlo en los grados ideales.

El Millonario detalló que, dependiendo de la estación del año, el sistema calefacciona o refrigera la zona de raíces mediante una red de cañerías de agua enterradas a 20 centímetros del nivel del césped. La misma tiene unos 17 kilómetros de longitud total y abarca toda la superficie del campo de juego.

En invierno, el agua se puede climatizar hasta 50 grados, mientras que en verano es posible regularla hasta 5º. La misma se va configurando dependiendo de las condiciones de cada estación y según los trabajos de mantenimiento que se estén ejecutando en el césped.

Al momento de la resiembra se ajusta a la temperatura indicada que necesita la semilla para su correcto crecimiento y así garantizar condiciones de juego y rodamiento de pelota óptimas condiciones.

Para alcanzar las temperaturas deseadas, y que sean constantes, River instaló ocho equipos similares a los de una instalación industrial.

El control es diario y se ejecuta mediante una pantalla en la cual se ven todos los sensores instalados en el campo de juego. En total hay 11 sensores de temperatura y cuatro sensores de humedad. Esto garantiza que se cumplan las condiciones para el crecimiento de césped sin importar la estación del año.

Estos sensores son claves para saber cuándo es necesario activar el sistema de extracción o ventilación de aire y en qué sectores se necesita más o menos riego.

FUENTE: MDZ ON LINE

Te puede interesar