Estiman que, a este ritmo, llevará casi un año vacunar a la población de riesgo

Argentina 12/03/2021 Por Luján 365
Hasta ahora, solo se inmunizó al 6,5% de los mayores de 60 años y al 1,7% del grupo con enfermedades preexistentes.
5MIZMLBSE5GAXIP4AK6S7OM2YY
En la Argentina, hay unos 13.026.394 de adultos mayores de 60 años y de pacientes de riesgo.

Frente a los últimos días del verano, las miradas y los temores se centran en la llegada de una segunda ola de contagios de coronavirus. Una de las principales preocupaciones es que la campaña de vacunación no avanza de la forma que se esperaba meses atrás. Incluso, a este ritmo, estiman que recién en 10 meses se terminaría de inmunizar a la población de riesgo.

En la Argentina, hay unos 13.026.394 de adultos mayores de 60 años y de menores de esa edad con alguna enfermedad preexistente. Si bien todos integran el grupo de prioridad de la campaña, hasta el miércoles solo habían sido vacunados el 6,5% de los primeros y el 1,17% de los segundos.

A pocos días de que las temperaturas comiencen a bajar y se instale la temporada en la que la circulación del virus es más elevada, el panorama preocupa a los expertos.

En la escala mundial, la Argentina está ahora en el puesto 77 de porcentaje de la población vacunada, de acuerdo con el ranking que elaboran, a diario, los investigadores de la Universidad de Oxford. Y a nivel regional, quinto; incluso por debajo de la media global que es del 4%. Brasil ya aplicó dosis equivalentes a más del 5% de sus habitantes; Alemania, a casi el 10%, y Chile, a más del 26%.

Si bien la cantidad de dosis aplicadas se incrementó en la última semana, a un promedio diario de 84.735 vacunas, para alcanzar a la población de riesgo a este ritmo serán necesarios al menos diez meses más. Además, todavía no hay certezas sobre la llegada de nuevas dosis pese a los compromisos asumidos por los laboratorios.

Desde que empezó la campaña, hace poco más de dos meses, apenas 349.454 personas recibieron las dos dosis: menos del 0,8% de la población del país. En tanto, las aplicaciones alcanzan 1.774.438, según los datos que se publican en el Monitor Público de Vacunación del ministerio de Salud de la Nación.

“Tendremos todo un año a la población de riesgo sin incorporar. Deberíamos duplicar la cantidad de dosis diarias de vacunación y sostenerla en el tiempo para tener impacto. Hay que convocar a estudiantes de medicina, fuerzas armadas, ser más agresivos en la estrategia”, dijo el infectólogo Eduardo López, que integra el comité de expertos de Presidencia. “A este ritmo, vamos a necesitar unos 12 meses solamente para vacunar a la población de mayores de 60 y a las personas de riesgo”, remarcó.

En cuanto a la esperada inmunidad de rebaño, según estiman, se trata de una meta todavía más lejana. De acuerdo con infectólogos, se requerirán más de dos años. Es decir que recién hacia 2023 podría contemplarse la posibilidad de obtener cierta tranquilidad en este plano. “Avanzamos demasiado despacio para alcanzar la inmunidad. Y con estas cepas más agresivas, el horizonte es más lejano. No alcanza con cerrar las fronteras, porque nuestra propia cepa puede mutar. Hay que acelerar la vacunación”, señaló Elena Obieta, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Otro dato preocupante, en este contexto, es que hasta ahora la Argentina recibió 4.050.540 de dosis pero no todas las vacunas están habilitadas para los adultos mayores. Solo la Sputnik y la Covid Shield -producida con tecnología de AstraZeneca y Oxford- pueden aplicarse en quienes tengan más de 60 años. En este contexto, solo 502.082 personas mayores de 60 recibieron al menos una de los dos componentes correspondientes y hay preocupación por la escasez de Sputnik V, ya que hasta el momento el Gobierno no informó nuevos vuelos a Moscú.

Buscan cerrar un acuerdo por más vacunas
Preocupados por los retrasos en la entrega de las vacunas rusas Sputnik V, en el Gobierno aceleran las gestiones para intentar cerrar cuanto antes un nuevo acuerdo con el laboratorio chino Sinopharm para sumar otros 3 millones de dosis, que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aún no autorizó para su aplicación en personas mayores de 60 años.

Las negociaciones fueron confirmadas a TN.com.ar por fuentes oficiales. El precio de cada dosis rondaría los U$S15 y se espera que las vacunas arriben -siempre que se logre cerrar el trato- a finales de marzo.

La Argentina ya recibió un millón de dosis de esta vacuna que se desarrolla en Beijing, que se está aplicando en docentes, personal de salud y personas entre 18 y 59 años con condiciones de riesgo. Al igual que la vacuna rusa, la china requiere dos dosis que deben aplicarse con 21 a 28 días de diferencia. Puede transportarse y almacenarse a una temperatura de entre 2 y 8 grados. Con este nuevo lote, se terminaría de inocular a buena parte de los que ya recibieron el suero chino.

FUENTE: TN

Te puede interesar