La pesadilla del estudiante de medicina al que la UNCuyo no deja recibirse

Mendoza 20/12/2020 Por Santiago Puddington para Clarín
Fue docente y becario de la universidad pero desde 2015 debió enfrentar escollos burocráticos que le impiden avanzar. Harto, presentó una denuncia penal.
francisco-carbone___7xWheAQ2x_1256x620__1

Son las 7 y 20 de la mañana del martes 17 de marzo del 2020 y Francisco Carbone es la única persona que está parada en las puertas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo. Hace algunos días la pandemia de coronavirus llevó al presidente Alberto Fernández a pedirle a todo el país una reclusión por algunas semanas y prácticamente todo el país está en su casa, tratando de adaptarse a la nueva realidad.

Al estudiante de cuarto año de la carrera de medicina, le pareció raro que lo citaran a rendir el examen final de la materia Hematología allí, cuando la materia se suele dar en hospitales. Además, el propio rector de la facultad había publicado unos días atrás una resolución -en concordancia con el anuncio presidencial- que estipulaba que ningún miembro de la universidad debía presentarse en las instalaciones.

Pero había sido ni más ni menos que el Secretario de Hematología el que lo había llamado a Carbone 24 horas antes asegurando que el examen arrancaba a las 8 y que él debía encontrarlo en los pasillos de la facultad a las 7.30 porque tenía "muchas planillas para firmar" antes de rendir. Pero el reloj avanzaba y el alumno seguía allí solo.

Con la esperanza de que fuera simplemente un error, el alumno recorrió todo el predio y luego fue a los hospitales Lagomaggiore y Central buscando a algún estudiante en su misma situación. Pero donde no se encontraba con un candado se topaba con alguien que le aseguraba que allí no había ningún profesor, ni examen, ni nadie vinculado a la facultad. 

Algunas horas más tarde, después de su extensa odisea, llegó a casa y se encontró con la última sorpresa del día. Un mail de Fabián Díaz, Secretario de Asuntos Estudiantiles de la Facultad de medicina de la UNCuyo, diciéndole que tenía ausente en su examen, que la facultad estuvo abierta y que lo habían esperado para rendir pero no había llegado. Carbone contestó que tenía fotos que acreditaban su presencia, pidió que se fijaran en las cámaras de seguridad para confirmar que él había ido a rendir y pidió que le mostraran los datos biométricos para demostrar si es que alguien había entrado al edificio aquel día, pero nunca tuvo respuesta...

Esta es solo una de las historias que este estudiante tiene para contar sobre una guerra, injusta y desigual, en la que está inmerso sin poder escapar, ni recibirse desde hace un lustro.

LEER EL INFORME COMPLETO HACIENDO CLICK AQUÍ

FUENTE. CLARÍN

Te puede interesar